BM señaló que la desaceleración en las remesas en este año se debe al débil crecimiento económico de Europa, el deterioro de la economía rusa y la depreciación del euro y el rublo.

Las remesas internacionales, incluidas aquellas hacia los países de ingresos altos, crecerá 0.4 % para sumar 586,000 millones de dólares en 2015. Esta tasa de crecimiento es la más lenta registrada desde la crisis financiera mundial de 2008-2009, indicó Banco Mundial (BM).

BM señaló que la desaceleración en las remesas en este año se debe al débil crecimiento económico de Europa, el deterioro de la economía rusa y la depreciación del euro y el rublo.

PUBLICIDAD

La ralentización del crecimiento de las remesas este año afectará a la mayoría de las regiones en desarrollo, en particular a Europa y Asia central, donde se espera que los flujos disminuyan en 12.7%  en 2015, indicó el organismo internacional.

“El impacto positivo de la recuperación económica de Estados Unidos se verá contrarrestado en parte por la persistente debilidad de la zona del euro, el impacto de los menores precios del petróleo sobre la economía rusa, el fortalecimiento del dólar estadounidense y los controles migratorios más estrictos en muchos países donde se originan estos envíos”, explicó BM.

No obstante, el órgano prevé que el crecimiento de las remesas se acelere en 4.1%, lo que presenta 610,000 mdd en 2016 y 479,000 mdd en 2017.

En tanto, las expectativas indican que los flujos de las transferencias a los países en desarrollo se recuperarán para llegar a 459,000 mdd en 2016 y a 479,000 mdd en 2017.

BM reiteró que los principales cinco receptores de remesas, en términos del valor de los envíos, continúan siendo India, China, Filipinas, México y Nigeria.

 

Siguientes artículos

Subsidios por desempleo suben en Estados Unidos
Por

El reporte de subsidios mostró que el número de personas que siguió recibiendo beneficios tras una semana inicial de ayu...