El crecimiento promedio de la economía nacional ha sido 2.3% en los últimos 15 años; la calificadora espera que el avance se mantenga por debajo de 3% hasta el final del sexenio.

 

Pese a la desaceleración y el aumento en los niveles de deuda con respecto al PIB, México mantiene una nota A3 con perspectiva estable, así lo afirmó Mauro Leos, analista soberano de la calificadora.

PUBLICIDAD

La calificación del país está sostenida en tres pilares: el orden fiscal y monetario, la comparación con otros países con la misma calificación y las reformas estructurales, que deberán elevar la tendencia de crecimiento en el mediano plazo, explicó Leos en la 16o Conferencia Anual México y su Desafío ante un entorno Económico Global Incierto, organizada por Moody’s.

En opinión del analista, existen factores que influyen en el panorama para el país, principalmente el tipo de cambio, la inflación, el orden fiscal y, sobre todo, el crecimiento económico.

“El elemento de confianza es clave, para el caso de México vemos que las empresas petroleras han cortado el flujo de inversión entre 30 y 50%, cualquier cifra que se esperaba como resultado de la reforma energética va a ser menor”, expuso.

Con respecto al tipo de cambio y los niveles de deuda, explicó que México ha tenido un impacto similar a otros países con la misma posición en la escala de crédito, incluso, destacó que, con 30%, México tiene una proporción de deuda con respecto al PIB menor que países como Colombia (39%), Malasia (53%) y Polonia (53%).

Para el futuro, Leos considera que el nivel de crecimiento será fundamental para la revisión de la calificación después de 2017 o 2018, cuando deberán reevaluarse las condiciones crediticias de los países de la región.

En el caso de México, afirma, no se prevé que el crecimiento sea mayor a 3% hasta el final del sexenio, en 2017-2018.

 

Siguientes artículos

¿Es ‘millennial’ una mala palabra?
Por

Es uno de los términos más gastados por gente de marketing y, sí, por los medios. Le preguntamos a los jóvenes qué opina...