El FIRA anunció un aumento en sus tasas de interés para los préstamos que otorga al agro. Este incremento, asegura, es para que sus servicios “apoyen efectivamente al sector”.

 

 

Uno de los puntos débiles del campo en México siempre han sido los leoninos sistemas de financiamiento a los que, en estados como Oaxaca, sólo el 2.5 % de los productores tiene acceso.

PUBLICIDAD

Uno de los puntos principales del programa “Un nuevo campo para México”, la estrategia del gobierno de Enrique Peña Nieto para el sector, es, precisamente, acercar el crédito a los campesinos, sin embargo, una cosa es el decir y otra el actuar.

La semana pasada, los Fideicomisos Instituidos en Relación a la Agricultura, mejor conocidos como FIRA, el brazo del Banco de México que otorga financiamientos al sector, comunicaron que aplicarán un alza de 2.8% en las tasas de interés desde el 1 de mayo.

“FIRA estuvo en condiciones de extender subsidios en sus créditos con base en préstamos que le otorgó el Banco de México, los cuales terminaron de pagarse en diciembre de 2013 y no es posible renovarlos, conforme a la Ley”, justifica el organismo.

La explicación de FIRA, señala que este 2014 cumple 60 años con los que llega a su fin, por mandato de ley, la amortización del préstamo blando que le otorgó el Banco de México y que le permitió otorgar subsidios en tasas de interés.

“Ante ello, es necesario establecer una nueva política de precios sustentable para que FIRA siga prestando sus servicios por al menos 60 años más (…) Se realizará un ajuste a las tasas de interés de tal manera que FIRA logre preservar su patrimonio en términos reales. El alza será gradual para que el patrimonio se equilibre a lo largo de un periodo de 5 años”, explica.

En lugar de entrar en la clásica guerra de cifras sobre cuánto presta FIRA, en qué montos y en qué regiones, mejor comentaré dos casos polémicos en los que se ha visto envuelta esta dependencia del Banco de México.

El primero es un fraude por más de 4 millones de pesos a productores de mango en Chiapas, en el que se sospecha pudieran estar involucrados un exportador de frutas, funcionarios de FIRA y empleados de Banorte.

Según relataron los abogados de los productores, el comprador y exportador de frutas, Adolfo Fernández, supuestamente utilizó copias de credenciales de elector de 108 campesinos para que le otorgaran un financiamiento en un programa denominado Dispersores de Crédito a través del FIRA, por un monto superior a los cuatro millones de pesos, el cual le fue otorgado vía el Banco Mercantil del Norte (Banorte).

Como los supuestos beneficiarios de los recursos no pagaron sus créditos, sus nombres se encontraban en el Buró de Credito.

El abogado Juan Manuel Méndez Torres dio a conocer que FIRA dispersó mediante ese tipo de programas más de 400 millones de pesos entre fruticultores del país, al tratarse de fondos subsidiados con intereses muy bajos.

En 2003, FIRA en Morelos también se vio envuelto en un escándalo por desvío de recursos a favor del Partido Revolucionario Institucional (PRI). El entonces militante el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Guillermo Alejandro Franco presentó una queja ante el Instituto Federal Electoral (JDE/03/487/03) contra el PRI por préstamos de asociaciones que presuntamente recibían fondos de FIRA. El supuesto beneficiado era el ex dirigente estatal del PRI Guillermo del Valle, así como su pareja sentimental y entonces dirigente del tricolor en Morelos, Maricela Sánchez Cortés.

Fue en las elecciones de 2009 cuando esta queja –con argumentos más sólidos– derivó en órdenes de aprehensión contra funcionarios de FIRA.

El entonces diputado federal del PRD y presidente de la Comisión Especial Encargada de Vigilar el Correcto Uso de los Recursos Federales Estatales y Municipales en las elecciones, Antonio Soto, presentó una denuncia ante la Fepade por malversación de fondos de FIRA para apoyar campañas priistas.

Así, con estos dos negros antecedentes, el FIRA anuncia este incremento para que “sus servicios apoyen efectivamente el crecimiento del crédito al sector agroalimentario y al medio rural”.

 

 

Ya estoy de vuelta en Forbes. Hasta pronto.

 

 

Contacto:

email: [email protected]

Twitter: @julianafregoso

 

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

El impacto en las estrategias digitales de los cambios en Facebook
Por

La red social ha cambiado varios aspectos de su servicio, limitando el alcance de las publicaciones en algunos casos y a...