Los bancos de la zona euro, en particular en los países afectados por la crisis, han ajustado sus finanzas para adaptarse a requisitos de capital más estrictos.

 

Reuters

FRÁNCFORT.- Los préstamos a los hogares y las empresas de la zona euro se contrajeron en agosto por vigésimo octavo mes consecutivo, aunque a un ritmo levemente más lento, pese a los esfuerzos del Banco Central Europeo para hacer que el crédito fluya de nuevo y para reactivar el crecimiento.

PUBLICIDAD

Los bancos de la zona euro, en particular en los países afectados por la crisis, han ajustado sus finanzas para adaptarse a requisitos de capital más estrictos y al someterse a controles de salud, y las empresas están frenando las inversiones ante la incertidumbre actual.

Para resolver el problema, el BCE comenzó a ofrecer a los bancos préstamos a tasas ultra baratas y un plan para comprar bonos de titulización y bonos garantizados desde octubre para aligerar el peso en los balances de los bancos y para instarlos a prestar.

Pero estas medidas tardarán tiempo en ganar impulso.

En agosto, los préstamos al sector privado cayeron un 1.5% respecto al mismo mes del año anterior, después de una contracción de un 1.6% en julio, mostraron el jueves datos del BCE.

La oferta de dinero M3 en la zona euro -una medida más general del efectivo en la economía- creció en agosto a un ritmo anual de un 2.0%, al alza frente al 1.8% en julio.

 

Siguientes artículos

Bolsas europeas abren estables
Por

El índice de los principales valores europeos FTSEurofirst 300 subía un 0.02% a 1,386.10 puntos, después de avanzar un 0...