Bart Pattyn, presidente y CEO de Coface América Latina afirma que México puede descartar un impacto macroeconómico por las tensiones entre Rusia y Crimea, sin embargo explica que el conflicto puede representar un riesgo para la economía global.

 

La tensión política entre Rusia y Crimea puede generar cambios en el flujo de gas entre Rusia y Europa, además de turbulencia en los mercados, advirtió Bart Pattyn, presidente y CEO de Coface América Latina.

En reunión con prensa en el marco de la 5ta Conferencia de Riesgo país de Coface,  Pattyn destacó que aunque se ha generado volatilidad en los mercados, el conflicto geopolítico no provocará un impacto macroeconómico en México, pero sí representa un riesgo de  largo plazo para el desempeño global.

PUBLICIDAD

“Estados Unidos ha dicho que no se involucrará de manera directa, pero el cambio en el flujo del gas entre Rusia y Europa y la tensión política generará dudas y turbulencia, que pueden ser un riesgo para el crecimiento global en el.largo plazo”.

Después del referendo del 16 de marzo, Crimea votó a favor de la anexión a Rusia y loa líderes mundiales han intensificado los pedidos de sanciones contra Rusia.

Los funcionarios rusos han prometido actuar con rapidez para concretar la anexión de Crimea y están considerando sanciones propias. Está aumentando la posibilidad de que se implementen sanciones económicas y, si bien esas medidas probablemente tengan un mínimo efecto directo sobre la economía de los Estados Unidos, los analistas afirman que el riesgo de las tensiones geopolíticas crecientes está socavando la confianza de los inversionistas.

 

Siguientes artículos

México, de los cinco países más inseguros de AL: FTI Consulting
Por

El crecimiento de auto defensas que combaten los cárteles de drogas, los enfrentamientos entre los mismos y las acciones...