Comparada con el resto de las entidades del país, la Ciudad de México tiene los índices más bajos en delitos como homicidios, lesiones dolosas, secuestro, feminicidios y robo a vehículo. Pero el comparativo entre un año y otro de las cifras de crímenes en la Ciudad de México y su evidente aumento están provocando alarma en diferentes sectores del país.

De acuerdo con el Semáforo Delictivo, el número de homicidios durante los primeros seis meses del año en la capital del país aumentó 12% respecto al mismo periodo de 2017; las denuncias por narcomenudeo se dispararon hasta 116%; y la extorsión reportó un incremento de 7%.

Estas transgresiones están ligadas al crimen organizado y se explican por la lucha entre corporaciones delictivas y la presión de éstos a grupos policiales de la Ciudad de México, en opinión de Santiago Roel, fundador del Semáforo Delictivo Nacional.

“Cuando se incrementan denuncias de ejecuciones y denuncias de narcomenudeo algo negativo está pasando en la ciudad. Lo que hemos observado en otros estados, por ejemplo, en Guanajuato, suben narcomenudeo y aumentan ejecuciones y es porque presionan a la policía con plata o plomo las mafias de venta de droga para combatir la rivalidad de otro grupo. Esto nos habla que se está incrementando la lucha por el territorio por parte de bandas de narcomenudeo”, señaló Roel en entrevista con Forbes.

PUBLICIDAD

Contrario a la percepción generalizada de que la Ciudad de México era una zona en la que no se registraban enfrentamientos entre integrantes del crimen organizado o incluso exenta de este tipo de actividades, el fundador de este organismo señala lo contrario.

“Siempre ha habido esto en la Ciudad de México, siempre ha sido un mercado importante de drogas, como Monterrey, Guadalajara, Puerto Vallarta o Acapulco, cualquier ciudad media ya es interesante para el narcomenudeo. Lo que sucede es que cuando sólo hay un grupo  que domina, o se reparten bien los territorios, la violencia tiende a ser baja, cuando la competencia incrementa entre los grupos, se incrementa la violencia. Y eso es lo que hemos estado observando en los grupos”, detalló.

Para el especialista, este aumento de las actividades delictivas tiene un efecto directo en detrimento de la actividad económica de la ciudad, que representa 21.3% de la recepción de inversión extranjera directa en el país, es decir 200,020 millones de dólares durante el primer trimestre de 2018. Cabe destacar que esta cifra representa una disminución de 19.6% respecto al mismo periodo de 2017.

“La inseguridad cuesta y es un detrimento a la inversión privada tremendo, sobre todo una empresa extranjera que tiene la opción de decidir en cuál entidad trabajar desde luego siempre toman en cuenta el factor de delincuencia, pero también si mucha gente ha sido víctima de la violencia en la ciudad de México, sobre todo que les exijan un pago por derecho de piso pues obviamente no van a invertir o van a invertir, pero en seguridad privada”, señaló.

 

Delincuencia común o crimen organizado

Desde la perspectiva de Salvador López Contreras, presidente de la Comisión de Seguridad de la COPARMEX Ciudad de México los enfrenamientos violentos y siniestros reportados puede que no estén ligados precisamente con el crimen organizado.

“En la Ciudad de México se evidencia la delincuencia que en diferentes grados se identifica en todas partes, sin embargo, la diferencia de densidad poblacional también hace que a mayor número de habitantes obvio mayor número de eventos, no significa que sea una zona de guerra, significa que la acumulación de población amerita también la ampliación de estrategias de protección social e inteligencia en prevención”, consideró el especialista en entrevista con Forbes.

Hasta junio de 2018 el robo a negocio es el tipo de crimen con más impacto en la Ciudad de México. De acuerdo con el informe del Semáforo Delictivo Nacional, durante el primer semestre  del año los atracos a los establecimientos afectaron a 44.7 por cada cien mil habitantes.

Los reportes de este delito están en números rojos en el índice, que forma parte de un proyecto social ciudadano. La Ciudad de México es la entidad del país con más denuncias al concentrar 18% de este tipo de delitos que se comenten en el país, seguido de Jalisco con 8% y Guanajuato con el mismo porcentaje de incidencias. Cabe destacar que la media nacional de este delito es 18 denuncias por cada cien mil habitantes.

En el caso de delitos como extorsión, robo a casa la Ciudad de México está situada en números rojos.

En cuanto a los homicidios, la Ciudad de México tiene un índice de incidencia alto, de acuerdo con esta medición desde enero hasta junio de este año se registraron 577 homicidios por cada cien mil habitantes: la media nacional en este delito es de 5.3.

Cabe destacar que de mayo a junio delitos como lesiones dolosas, secuestro, extorsiones y robo a vehículos pasaron del verde al rojo en el Semáforo Delictivo.

 

Siguientes artículos

Confidencias | Proyectos verdes (y su financiamiento) florecen en México
Por

El país recibe aval para créditos verdes del CAF; startup se beneficia de interés de empresas en digitalizarse; la energ...