La reciente ceremonia del Balón de Oro, organizado por la FIFA, es uno de los eventos que son valiosos por las repercusiones mediáticas, más allá del trofeo en sí.

 

 

Cristiano Ronaldo obtuvo este año el Balón de Oro, sumando por segunda ocasión a su historial deportivo el trofeo que se convierte por semanas en motivo de disputas y titulares en la prensa especializada.

PUBLICIDAD

Más allá de la presea como tal, hay una serie de mensajes y datos que nos dejan en claro que la ceremonia que se celebra en Zúrich, la principal ciudad de Suiza, mueve más dinero del que nos imaginamos. E incluso que es un evento que rompe los límites de lo meramente deportivo.

Por ejemplo, de acuerdo a diversas informaciones de sitios de noticias deportivas, el Balón de Oro, hecho en mayor medida de placas de latón con un baño de oro, cuesta 2,000 euros fabricarlo, es decir, unos 36,000 pesos mexicanos.

La cifra aumenta cuando el trofeo es grabado, en plena ceremonia, con el nombre del futbolista ganador. Sí, que el Balón de Oro tenga una placa con el nombre de Messi, Ronaldo o algún otro crack del fubol, hace que el valor del trofeo aumente.

¿Qué tanto? Hasta ahora, existe una referencia clara: la consultora brasileña Pluri calculó que el futbolista argentino Lionel Messi aumentó hasta un 12% su valor en el mercado después de que obtuviera por cuarta ocasión el Balón de Oro, el año pasado.

Si partimos de ese porcentaje, seguramente el aumento del valor en el mercado de Cristiano Ronaldo será muy por arriba del rosarino, considerando los multimillonarios contratos publicitarios que tiene el portugués, aunque con la clara diferencia de que Ronaldo cuenta con apenas dos balones, la mitad que los de Messi.

Aquí no acaban los cálculos. La escuela portuguesa de marketing IPAM hace unas semanas hizo números y llegó a la conclusión que el valor del Balón de Oro podría romper la barrera y alcanzar los siete millones de euros.

Según IPAM, el valor mediático de Ronaldo luego de obtener el Balón de Oro alcanzaría los 50 millones de euros al año. De la mano, el IPAM suelta un dato que nos permite conocer un poco por qué Ronaldo vale lo que vale: la escuela portuguesa desarrolló un indicador llamado “Sports Reputation Index”, que toma seis ejes referenciales: ingresos, media, web, palmarés, social e impacto. De una escala de 0-100, “El Comandante” alcanza un 84, cifra que más de un deportista o atleta envidiaría. Es decir, en imagen pública Cristiano Ronaldo es una autoridad.

Quien nos da un mejor panorama de cómo evolucionó el valor de Cristiano Ronaldo es el sitio de rankings Transfermarkt. El sitio de internet valuó a Ronaldo en 50 millones de euros, cuando el futbolista se desempeñó en el Manchester United en el 2008, mismo año que obtuvo su primer Balón de Oro.

Para julio del siguiente año, 2009, Ronaldo valía 70 millones de euros, en aquel entonces ya fichado por el Real Madrid. Ya para el 2013, CR7 alcanzó los 100 millones de euros.

¿Cuánto aumentará su valor como deportista y figura pública? Es la gran pregunta que entre las empresas de marcas deportivas se hacen para empezar a barajar nuevos contratos.

 

 

Contacto:

Sígueme en Twitter: @miguelcolunga1

 

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

5 consejos para que tu empresa no se ‘derrita’
Por

Fredric Moussali, fundador de Moyo, te cuenta cómo decidió dejar las comodidades de su puesto como directivo, y los obst...