Por Mathias Bölinger

SW.- «El modelo de fábrica de 80 horas de trabajo por semana no funciona», dice Suji Yan, fundador de Dimension, una empresa de tecnología. En China, estas condiciones de trabajo se conocen bajo la abreviatura «996»: de 9 am a 9 pm, 6 días a la semana. La ley laboral china prohíbe en realidad el exceso de horas extras. Pero no se cumple. «Los programadores se consideran un especie de elite, y se cree que ganan bien. Pero pocos conocen realmente las condiciones en las que trabajan», dice Katt Gu, asesor de Dimension.

TAMBIÉN LEE: En China ya encontraron cómo dar «trabajo» a millones de cucarachas

Suji Yan y Katt Gu subieron un texto a la plataforma de programadores Github, que exige horas de trabajo humanas para los programadores. «996.icu» es en realidad un módulo de texto que los programadores pueden incluir en su contrato de licencia. Las compañías que usan un determinado código de software se comprometen a cumplir con las leyes laborales locales. De lo contrario pierden la licencia.

«Gran bendición» para China

Pero estos programadores siguen siendo escépticos. «Nos damos cuenta de que esta licencia no se traduce en un poder real, pero llamamos la atención sobre la situación laboral en China», dice Gu. En eso tuvieron éxito. El tema se debate con entusiasmo en las redes sociales chinas, especialmente porque Jack Ma ha participado en el debate, aunque no esté de acuerdo. El fundador del gigante de internet Alibaba es venerado por muchos chinos como un gurú de los negocios.

Jack Ma dijo recientemente, ante empleados, que trabajar en horarios «996” era «una bendición” para los técnicos chinos,  preguntando al público «¿de qué otra manera quieren tener éxito?». Más tarde, se retractó a medias y escribió en un post de Weibo que «quien quiera tener éxito aceptará voluntariamente estas condiciones”.

TAMBIÉN LEE: Alibaba se retracta de crear 1 millón de empleos en EU por guerra comercial

Katt Gu tiene una respuesta sobria. Si una empresa confía en que los empleados siempre trabajen horas extras, eso es demuestra de que la productividad es baja, dice, y concluye que «entonces, su gerencia debería ser cuestionada”.

Sin esperanzas de cambio

Hasta ahora, sin embargo, no hay señales de que la situación laboral se vaya a replantear en China. La industria de Internet tiene carácter modélico en China. La presión competitiva entre las empresas, pero también a nivel internacional, es alta. Zhao Yiqing trabaja para Puhua Capital, una firma de capital de riesgo que invierte específicamente en nuevas empresas. Ella observa que «996» es la norma en casi todas las empresas, especialmente en las pequeñas. «Estas empresas nuevas deben invertir mucho tiempo y esfuerzo antes de que logren tener éxito y si no sostienen ese ritmo pierden rápidamente su competitividad».

Los funcionarios chinos, que deberían garantizar que las leyes laborales se respeten, apenas se mueven. En 2018, cuando estudiantes se solidarizaron con los trabajadores de las fábricas en huelga en el sur de China, varios fueron arrestados y algunos todavía siguen desaparecidos.

Este contenido se publicó originalmente en DW.COM y puedes ver esa nota haciendo click en el logo:

 

Siguientes artículos

Venta de autos cae 10.4% en abril
Por

Las marcas con más unidades comercializadas fueron Nissan, con 20.9% de las ventas; General Motors, con 15.7%, y Volkswa...