Croacia llegó a las semifinales tras un partido de extrema igualdad donde tuvieron que determinar su futuro desde el punto de penalti, punto desde el cual Rakitic se vistió de gloria al anotar la pena máxima decisiva.

En este encuentro se definía al último semifinalista de este mundial de Rusia 2018, y la igualdad fue la palabra con la que definir este partido. Ambos equipos tuvieron ocasiones claras para poder definir este partido en 90 minutos, pero tuvieron que irse a los tiempos extras.

En los primeros cuarenta y cinco minutos fue Rusia la que se adelantó gracias una gran jugada colectiva que Denis Cheryshev, que lleva 4 goles en esta cita y antes estuvo 2 años sin ser convocado por su país, culminó con un potente disparo al cual Subasic no pudo hacer nada.

Poco le duro la alegría a los locales ya que en una jugada donde un error defensivo en la marca permitió al joven delantero Andrej Kramaric  conectar con la cabeza el esférico servido por Mandzukic poniendo el empate en el marcador.

PUBLICIDAD

Ya en los segundos cuarenta y cinco minutos la igualdad permaneció en el partido, y ninguno de los dos conjuntos pudo crear peligro y adelantar a su equipo. Vinieron los cambios y apuntaba a que el desenlace del partido tendría que esperar mínimo 30 minutos más en los tiempos extras.

En los tiempos extras, los croatas vieron como su lateral derecho, Sime Vrsaljko, tuvo que salir por una lesión muscular obligando a su entrenador a realizar el cambio cuando la prórroga apenas comenzaba.

Cuando se cumplían los 100 minutos de juego, Domagoj Vida, conectó un cabezazo para poner el 1-2 en el luminoso, obligando a la selección rusa a pasar al ataque para buscar la igualada y mandar el encuentro a la muerte súbita de los penaltis.

Con los anfitriones volcados, desde los jugadores, el entrenador, hasta el público, los segundos 15 minutos de los tiempos extra estuvieron dominados por Rusia. Cuando faltaban 6 minutos, Mario Fernándes, brasileño nacionalizado ruso, conectó un cabezazo para empatar el partido a 2, mandado el partido a los penaltis.

En la tanda de los tiros desde los 11 metros fue Rakitic el héroe al anotar el gol que le daba la clasificación a su país a semifinales. Derrotando 4 – 3 a Rusia, los anfitriones se despiden con la cabeza en alto tras su gran papel en su mundial.

Croacia enfrentará el próximo miércoles a la selección de Inglaterra por un pase a la final y así evitar que los ingleses tengan la posibilidad de sumar una estrella más a su escudo.

Lee también: Inglaterra usa la cabeza frente a Suecia y pasa a semifinales

 

Siguientes artículos

Inglaterra usa la cabeza frente a Suecia y pasa a semifinales
Por

La selección inglesa regresa a una semifinal desde 1990, tras derrotar con dos cabezazos al conjunto sueco.