Scotiabank señaló que, para México, precios aún más bajos del petróleo no sólo tendrían un impacto público en las finanzas públicas, sino que detendrían proyectos de inversión.

 

El verdadero golpe de la caída de los precios del petróleo en las finanzas de México se verá en 2016. La reducción en el presupuesto por menos ingresos en este rubro sería de hasta 72,000 millones de pesos (mdp),  casi 0.5% del PIB nacional.

Scotiabank señaló en sus perspectivas económicas para 2015 que, para México, precios aún más bajos del petróleo no sólo tendrían un impacto público en las finanzas públicas, sino que detendrían proyectos de inversión a largo plazo que se esperan a partir de la reforma energética.

PUBLICIDAD

Desde junio del año pasado, el precio de barril de petróleo ha perdido más de la mitad de su valor. Ayer lunes, el precio del barril de petróleo Brent cerró por debajo de los 50 dólares.

Mario Correa, economista en jefe para México de Scotiabank, dijo que el precio de la mezcla mexicana podría repuntar a 57 dólares por barril y 67 dólares para 2016.

El especialista recalcó que la recuperación del precio del crudo en los próximos 18 meses es su escenario base, pero para este año, consideró, no se vería un efecto positivo a partir de la reforma energética.

“No hay algún efecto positivo adicional de las reformas. Estamos pagando por ver. Si los precios se mantienen tan bajos, todas esas expectativas de inversión en algunas de las posibles formas de producción de energía en México podrían detenerse, alentarse o posponerse.  Si el precio está en 40 dólares por barril, algunos de estos proyectos, pese a que son de largo plazo y tardan en madurar, podrían detenerse durante algún tiempo”.

Respecto al nivel de deuda pública del país, Mario Correa consideró que, comparada con otros países, se mantiene baja y manejable, pero si en los próximos años el déficit sigue abultándose, los riesgos para la estabilidad macroeconómica aumentan.

Para el cierre de 2015, Scotiabank espera un crecimiento del PIB de México de 3.3%; una inflación de 4.22%; que el tipo de cambio se estabilice en 14.00 pesos por dólar y que el Banco de México (Banxico) suba la tasa de referencia a 4.0%.

 

 

Siguientes artículos

Escucha bien al cliente, o ¿ésa no es tu mesa?
Por

Practica la escucha simple y sistemática para averiguar lo que tus clientes están diciendo cuando ellos piensan que no e...