Así como apreciamos la multiculturalidad de las compañías tenemos que valorar la gran aportación de las mujeres al entorno profesional, su gran atención al detalle y su compromiso.

 

En reciente reunión de una cámara de comercio se me acercó una colega, directora de recursos humanos de una compañía multinacional, para conocer mi impresión sobre la empleabilidad y participación de las mujeres en el mercado laboral ejecutivo.

En aquel momento le di una respuesta empírica, con base en los movimientos que conozco en el mercado y por los contactos que tengo, respondiéndole que, efectivamente, cada vez hay más mujeres en posiciones de liderazgo en todas las compañías.

PUBLICIDAD

Al investigar sobre el tema, me he topado con un experimento hecho por el PNAS (Proceedings of the National Academy of the United States of America), con un resultado sorprendente aun para quienes nos dedicamos a la identificación de talento ejecutivo dada la percepción general del mercado a este respecto. En el experimento se presentaron como candidatos hipotéticos para la misma posición a ejecutivos de ambos sexos con historiales académicos similares y un bagaje cultural equivalente.

El experimento concluyó que la preferencia de contratación se inclina 2:1 a favor de los postulantes de sexo femenino en las ramas de biología, ingeniería y psicología, y sólo en economía se inclina hacia los hombres.

Por otra parte, si bien la inclusión de las mujeres en la economía y su participación en posiciones ejecutivas se incrementa, en muchos de los casos continúan percibiendo sueldos menores a los que reciben sus colegas masculinos; esto llega a ser hasta $0.79 centavos por cada dólar pagado a un hombre por el mismo trabajo.

La globalización, los avances tecnológicos y la sociedad han evolucionado otorgándole a las mujeres poco a poco, pero cada día más, la libertad de elegir y participar en las actividades que deseen. Las mujeres de hoy pueden ser directoras de grandes empresas y madres a la vez, pueden acudir a una reunión de board durante la mañana y a un recital por la tarde.

Si bien no somos iguales, debemos fomentar un entorno en que tengamos las mismas oportunidades de desarrollo y crecimiento, de la mano de una compensación justa y de acuerdo con sus actividades. Así como apreciamos la multiculturalidad de las compañías tenemos que valorar la gran aportación de las mujeres en nuestro entorno profesional, su gran atención al detalle y su compromiso.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @GReynosoAP

Página web: Adecco Professional

Blog de la empresa: Adecco Professional

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

6 consejos para hacer eficiente la empresa familiar
Por

Una empresa es como una semilla: hay que cuidarla, cultivarla, abonarla, para que con el paso del tiempo brinde frutos a...