Si estás cansado de escuchar palabras como la nube, el internet de las cosas, wearables, big data o analytics, no estás solo. He aquí la lista de tecnologías más sobrevaluadas de Gartner.

 

Si estás más o menos al tanto de lo que se habla en el mundo de la tecnología, a estas alturas seguramente comienzas a cansarte de términos como la nube, el Internet de las Cosas, wearables, big data, analytics, impresión 3D, bitcoin y un largo etcétera. No estás solo, existe un término en inglés para denominar a las tendencias o modas a las que se les presta una atención desmesurada: hype.

La firma de análisis Gartner ha descubierto que la moda generada por esas tecnologías, además, siguen un ciclo, por lo que cada año publica un reporte denominado Hype Cycle Special Report. Ese bombo desmesurado no llega solo, generalmente pasa por cinco etapas (ver gráfica):

PUBLICIDAD

1. Un estallido de innovación. Aquí la tecnología acaba de nacer y es tan nueva que no deja de sorprender al mundo aunque no quede claro el alcance de sus funciones ni si hay un modelo de negocio viable que la sustente.

2. El pico de expectativas infladas. Ésta es la cresta, el punto más alto de la ola, y todos quieren subirse a ella. Generalmente se habla de las virtudes de la tendencia con una marcada propensión a sobre exagerarlas.

3. El valle de la desilusión. Bien, ese wearable que todos compraron hace meses ahora yace sin batería en un cajón. Qué sorpresa, ¿no?

4. La pendiente de la iluminación. “Hey, esperen, quizá si cambiamos X y Y podríamos hacer que Z funcione mejor.” En este punto, el producto o servicio ha sido depurado lo suficiente como para ofrecer un valor real al usuario y ser capaz de trascender a la última etapa.

5. La meseta de productividad. El usuario siente que vale la pena pagar por la tecnología y la asimila dentro de su vida cotidiana como una solución a un problema real.

Pero no sólo se trata de tendencias dirigidas al consumidor final. En su reporte, Gartner señala que, hoy más que nunca, las empresas están en camino a convertirse en negocios digitales, y en ese afán se están ayudando de tecnologías que hoy se consideran ‘emergentes’, Hung LeHong, socio de la firma, detalla que:

“Entender en dónde está tu compañía en ese viaje o a dónde necesitas ir no sólo determinará la cantidad de cambio que debes esperar, sino que también perfilará la combinación de tecnologías que apoyarán tu progreso.”

¿En dónde están la mayoría de las tendencias tecnológicas que tanto se mencionan? La siguiente gráfica, extraída del Hype Cycle Special Report 2014, lo ilustra:

gartner

Fuente: Gartner.

 

La gráfica muestra el nivel de expectación que genera cada tecnología en el tiempo. Como puede verse, el Internet de las Cosas y la respuesta a preguntas a través de un lenguaje natural (hola, Siri, hola, Google Now) son las dos más infladas en la actualidad, mientras que los wearables, la impresión 3D o el bitcoin comienzan a perder tracción entre el público en general.

La gráfica también detalla el periodo de tiempo en el que se proyecta que cada una de las tecnologías alcance la meseta de la productividad, las que están dentro del pico de mayores expectativas hoy, tomarán en su mayoría entre 5 y 10 años para ser una realidad viable, mientras que hay otras que en menos dos años repuntarán de nuevo con más bríos, entre ellas el reconocimiento de voz o el in-memory analytics.

 

Una nueva era de negocios

Uno de los ejes del reporte es el paso que están dando los negocios digitales, acercándose un poco más a la autonomía. De acuerdo con Gartner, el camino al desarrollo de un modelo de negocio digital tiene seis etapas:

1. Análogo

2. Internet

3. Negocio electrónico

4. Marketing Digital

5. Negocios Digitales

6. Autonomía

El Hype Cycle está enfocado en tecnologías emergentes, por lo cual apoya a las últimas tres etapas de esa ruta.

Marketing Digital (Etapa 4): Aquí unen fuerzas el móvil, lo social, la nube y la información. “Las empresas buscan formas más sofisticadas para llegar a los consumidores y éstos están más dispuestos a participar en los esfuerzos de marketing para ganar una mayor conexión social, o producto y el valor del servicio”, pero esos compradores tienen más influencia de la marca que antes, y ven a sus dispositivos móviles y las redes sociales como vías de acceso preferidas.

Negocios Digitales (Etapa 5): Esta etapa se enfoca en la convergencia de las personas, las empresas y las cosas. Se diluye aún más la frontera entre el mundo virtual y el físico gracias al Internet de las Cosas (IoT). En esta etapa loss activos físicos se convierten en digitales y adquieren la el mismo valor, la impresión 3D lleva la digitalización de objetos físicos más allá y ofrece oportunidades para un cambio disruptivo en la cadena de suministro y fabricación. La capacidad de digitalizar atributos de personas (tales como los signos vitales de salud) es también parte de esta etapa. Incluso la moneda (que es a menudo considerado como ya digital) puede ser transformado (por ejemplo, el bitcoin).

Autonomía (Fase 6): “Se define por la capacidad de una empresa para aprovechar las tecnologías que ofrecen capacidades similares a las humanas o capacidads humanas reemplazables. El uso de vehículos autónomos para mover personas o productos o el uso de los sistemas cognitivos para escribir textos o responder a preguntas de los clientes, son ejemplos que marcan la etapa Autónoma.”

 

Siguientes artículos

¿Las reformas mercantiles benefician a las Pymes?
Por

Es un error de nuestra legislación tratar por igual tanto a las grandes empresas como a las Pymes, cuando su realidad es...