La discusión de las leyes secundarias y la implementación de los cambios definirá el alcance de la mayoría de las reformas este año.

 

2013 será recordado como el año en que se aprobó la batería de reformas constitucionales impulsada por el gobierno de Enrique Peña Nieto.

El Ejecutivo logró, mediante el acuerdo político llamado Pacto por México, sacar adelante las reformas en telecomunicaciones, educativa, financiera, hacendaria, político-electoral y energética, además de las modificaciones que se hicieron a las propuestas durante las discusiones.

PUBLICIDAD

Pero en este año es cuando se definirá el verdadero alcance de la mayorías de las reformas, cuando se terminen de instrumentar las leyes secundarias y se implementen los cambios legislativos, y llevará más años ver sus efectos completos.

En un documento correspondiente a las consultas del directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI), publicado a finales de noviembre pasado, el organismo indicó que “probablemente tomará varios años ver los resultados completos de las reformas, ya que los inversionistas probablemente esperarán a la adopción de todas las normas secundarias y  la claridad sobre las nuevas reglas del juego antes de emprender grandes proyectos”.

El Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) indica que, en el caso de la reforma energética, algunos de los pendientes que se deberán resolver durante la discusión de las leyes secundarias serán: definir la certeza sobre los contratos de licencias; qué tratamiento se dará a la política de precios; definir qué implicaciones tendrá el concepto “empresa productiva del Estado” que se les dará a Pemex y CFE; definir el alcance de la producción y comercialización de la energía eléctrica por particulares, entre otras.

Aunque no por ello las compañías interesadas en el sector energético dejarán de hacer movimientos este año, comenta Carlos Capistrán, economista en jefe para México de Bank of America Merrill Lynch.

“Algunos efectos de la reforma energética comenzarán a verse en 2015, pero en 2014 algunas compañías petroleras comenzarán a poner oficinas en México y buscar contratos”, agrega.

 

Más protestas, más riesgos

Cada reforma provocó diversas reacciones en varios sectores, desde el social, empresarial, político y sindical. Durante septiembre, integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) realizó movilizaciones en la Ciudad de México que orillaron a los senadores a legislar en sedes alternas.

La reforma hacendaria provocó malestar y protestas por parte del sector privado, sociedad civil y del opositor Partido Acción Nacional (PAN). La negociación de la reforma política desembocó en la salida del PRD del Pacto por México, y una parte disidente del sindicato de petróleos anunció el pasado viernes que presentó ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) un recurso contra la reforma energética.

Carlos Capistrán, de BofA Merrill Lynch México, considera que aunque tendrían un efecto importante, un escalamiento de las protestas debido al proceso de reformas puede ser un elemento de riesgo para el crecimiento del país. El banco de inversión espera un crecimiento de 3% para México este año.

Éste ha sido el camino de las reformas:

 

 

Siguientes artículos

12 propósitos para tener finanzas sanas en 2014
Por

Quizá 2014 no será el año en que te convertirás en experto en bonos y acciones. Sin embargo, existen pasos sencillos que...