Las afectaciones variarán dependiendo del sector, pero están los que perderán más: minería, maquila y Pymes serán de los más golpeados por los cambios.

 

La reforma fiscal no gustó al sector empresarial, que inclusive se resiste a llamarla así y se refiere a ella simplemente como una “miscelánea fiscal”.

Algunas industrias inclusive amagaron con parar o reducir las inversiones en el país, argumentando que con la nueva política fiscal que entrará en vigor en 2013, habrá menos condiciones competitivas con relación a otras economías.

PUBLICIDAD

Aunque no se espera una salida masiva de inversiones el próximo año, la reforma fiscal sí se ha convertido en uno de los principales obstáculos para el crecimiento, así lo manifestaron especialistas del sector privado en la última encuesta del Banco de México (Banxico).

Las afectaciones variarán dependiendo del sector, pero están los que perderán más: minería, maquila y Pymes serán de los más golpeados por los cambios.

 

2014, ¿freno a las inversiones?

La reforma  hacendaria, aprobada por la Cámara de Diputados y el Senado serían un dique para las inversiones y el crecimiento el próximo año. En la última encuesta a especialistas del sector privado publicada por el Banco de México (Banxico) el 1 de noviembre, la política fiscal que se está instrumentando es el segundo factor en importancia que podría obstaculizar el crecimiento económico de México, sólo por detrás de la debilidad del mercado externo y la economía mundial.

El 17% de los encuestados consideran la reforma fiscal como principal obstáculo, cuando hace un año este rubro  sólo tuvo el 2% de respuestas.

Para Jesús Alvarado, socio del Grupo de Práctica Fiscal de Baker & McKenzie México, esta percepción es “un buen parámetro” de lo que podría provocar la reforma en un entorno de bajo crecimiento que está pasando el país.

“Lo que está haciendo es mandar una señal desfavorable ante el actual curso de la economía”, agrega.

En julio, la inversión fija bruta, que representa los gastos realizados en maquinaria y equipo de origen nacional e importado, bajó 0.4% respecto al mismo mes de 2012. Esta es la tercer caída consecutiva a tasa anual y la cuarta en lo que va del año, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

 

Los que más pierden

Minería: Este sector sería uno de los más afectados con los nuevos impuestos. Además del incremento del derecho de aprovechamiento al agua, las compañías pagarían una regalía del 7.5% sobre las utilidades en la producción de oro y plata, un impuesto verde en combustibles de 2.34%, 7% sobre los dividendos y la eliminación de la deducción de la inmediata explotación.

De acuerdo con datos de la Cámara Minera en México (Camimex), con estos gravámenes México será el país en América con mayor carga fiscal para la explotación de minas, pasando de un 49.7% a 73.9%.

La compañía minera Grupo México mencionó en su último informe trimestral que podría redirigir su programa de inversiones, mientras la Camimex considera que se pararían el 60% de 30,000 millones de dólares de inversiones contempladas entre 2013 y 2018.

Pero reubicar sus inversiones no será tarea fácil para este sector, considera Jesús Alvarado, de Baker & McKenzie.

“No está tan claro que vaya a haber una disminución de la inversión, porque hay diversos factores que intervienen.  La compañía minera está donde está el material que va a extraer, no es tan fácil que se mueva; la reforma apostó a eso. Pero lo que sí podría ocurrir es que, si tienen proyectos mineros en otros países, opten por explotarlos primero”.

 

Maquilas dicen adiós

Con la reforma, se incrementa el impuesto de 17.5% a 30% a maquiladoras. Esto llega en un momento complicado para el sector, pues algunas empresas están cerrando y subastando equipo y maquinaria, como la fabricante de elevadores Otis, que cerró operaciones en la Sonora en 2012.

Jesús Alvarado explica que las maquila estaba bajo un régimen especial para promover inversión y empleos en el país, pero ahora les cambia completamente el panorama.

“La afectación no va a ser inmediata. Si bien ya no va a tener este beneficio, sí va a mantener otros. Pero creo que va a poner en tela de juicio dónde estarán direccionando las nuevas inversiones en materia de maquila. Eso sí es preocupante porque hay otros países deseosos de traer ese tipo de inversiones”.´

 

Pymes pierden por varios frentes

Las Pequeñas y medianas empresas (Pymes) también serán de las más afectadas, y en más de un aspecto. La mayoría de éstas integran las cadenas de producción de diversos sectores.

Primero, se incrementaría la carga impositiva para éstas, y también por la reducción en las deducciones que podrán hacer.

“Ahí se nota que es una reforma netamente recaudatoria y hay una afectación a las empresas”, dice Alvarado. Pero aclara que el problema no es que cobren más. “Nadie duda que se necesita recaudar más, pero se carga la mano a los mismos de siempre.

 

Siguientes artículos

La tercera burbuja en EU: el inconsciente colectivo
Por

Estamos viviendo de forma inconsciente la tercera burbuja de activos en Estados Unidos en menos de 15 años. ¿Más deuda?...