Tras un 2013 tímido, éste puede ser el año del despegue de México, si las reformas se hacen bien y la economía alcanza su crecimiento potencial. Aquí analizamos las claves del mercado laboral para este año.

 

Por Carlos Lanzón 

 

PUBLICIDAD

El año pasado el crecimiento no fue el esperado y los planes de las empresas mexicanas para la captación y promoción de talento, en muchos casos, fueron pospuestos.

En este 2014 existen posiciones encontradas. Hay quienes esperan un gran año derivado de la puesta en marcha de las reformas. Otros, menos optimistas, predicen una oportunidad perdida con cifras de crecimiento mejores que en 2013, pero sin alcanzar el soñado potencial del 5-6%. La OCDE espera un crecimiento de México del 3.8% para 2014.

Un estudio realizado por Amrop Se­eliger y Conde, firma especializada en la búsqueda de ejecutivos en México, pone sobre la mesa una interesante conclusión: la mayoría de los directores generales y altos directivos de las empresas de México consideran que la atracción y gestión del talento será el principal reto para 2014. De otro modo: si la economía despega, vere­mos un mercado laboral muy competido.

 

¿Qué buscarán los directivos?

La atracción de los mejores profesiona­les y su integración en los equipos con un fuerte componente de formación y desarrollo, seguirá siendo la prioridad de los ejecutivos en México.

Existirán sectores con una mayor demanda de talento; por ejemplo el automotriz, que ha producido tres millones de vehículos en 2013, con una estimación de 3.7 millones para 2015.

También el sector energético tendrá un papel predominante. Las grandes multinacionales energéticas tienen la vista puesta en el país. Tecnologías de la información, logística y del sector de la construcción y la infraestructura también demandarán talento este año.

Al respecto, Miguel Ángel Alonso, director general de Acciona Energía, considera que las energías renovables revolucionarán el panorama energético mexicano en los próximos años. “México es un país con una enorme riqueza en recursos naturales y fuentes de energía renovables. Toda la energía eléctrica que se consume hoy en el país, podría ser abastecida por una instalación de paneles fotovoltaicos en un área equivalente a 150 veces el Bosque de Chapultepec”, afirma.

Bajo ese contexto, considera que existe potencial en México para la creación de miles de puestos de trabajo cualificados en el sector de las energías renovables. “Las instalaciones de energía renovable, especialmente la eólica y la fotovoltaica, requieren personal altamente cualifica­do. Al tratarse de un sector en pleno creci­miento, 2014 y años posteriores serán de gran demanda de talento, lo que generará ciertas dificultades para encontrar los per­files adecuados”.

En el ámbito de las competencias, va­mos a presenciar una guerra por el talento más especializado y por las competencias soft. Liderazgo, trabajo en equipo, empa­tía, orientación a resultados, flexibilidad y adaptabilidad al cambio serán competen­cias muy valoradas por el mercado.

Según las proyecciones, las remunera­ciones no darán grandes alegrías a nivel general, pero sí se registrarán importantes incrementos salariales en posiciones don­de el talento sea más escaso.

Los departamentos de RH continuarán incrementando la prioridad a los planes de capacitación y desarrollo, detección de talento interno, planes de sucesión y, cada vez más, a la adquisición del talento externo necesario a través de firmas especializadas.

El mercado del Executive Search a nivel mundial mueve en torno a 10,000 millones de dólares (mdd). Estados Unidos supone más de 40% de este mercado y México, siendo una de las 20 mayores economías, no llega al 0.5%. No obstante, se espera que México doble su participación en el mercado en poco más de una década.

La empresa familiar, que supone un porcentaje muy importante de la contra­tación en la economía de México, seguirá profesionalizando su gestión.

Natura Bissé es un claro ejemplo de empresa familiar convertida en multina­cional exitosa, gracias a una fuerte apuesta por el talento. Sus cosméticos cuidan la piel de celebrities como Julia Roberts o Beyoncé. En México, el sector del lujo facturó más de 10,000 mmd en 2013, y los cosméticos representaron más de la mitad de este mercado.

Sin embargo, observa algunos obstá­culos: “La experiencia nos dice que la mayor dificultad en México es encontrar talento en mandos intermedios. En Natura Bissé buscamos compromiso, respeto, entusiasmo y personas que no tengan miedo a nuevos retos. También valoramos especialmente el talento en el mundo online”, dice Joaquín Serra, consejero y director de Relaciones Institucionales de la compañía catalana.

 

¿Y qué piensan los empleados?

2013 no cumplió las expectativas. Los ascensos, aumentos salariales o mejores oportu­nidades, en muchos casos, no llegaron. Esta situación hace que la mayoría de los empleados, incluyendo los directivos, no estén con los mejores ánimos. Un estudio del Corporate Leadership Council para México realizado en 2013, indica que más de 70% de los empleados son pasivos o neutrales en la búsqueda de trabajo. Sólo 13% espera un aumento salarial para cam­biar de trabajo.

Si en 2014 comienza una guerra por el talento más preparado y capaz, estos perfiles incrementarán poco a poco la bús­queda activa de empleo, y el salario será cada vez más un factor determinante para aceptar un cambio de empleo.

Bajo ese entorno, los directivos de las principales empresas de México coin­ciden en que aquellos que buscan una mejora profesional, mayor remuneración o salto cualitativo en su carrera-trabajo, deben trabajar las competencias que se demandan en su empresa o sector; además de formarse continuamente y entrenar sus capacidades para “venderse”.

IVI México es una institución pionera y líder a nivel internacional en repro­ducción asistida. Cristina Moros, su di­rectora, asegura que en un sector en ple­no crecimiento (donde tres de cada diez parejas mexicanas sufren problemas de infertilidad), es primordial incrementar y compartir el conocimiento. Por eso, no duda: “En 2014, la competitividad estará basada en detectar, manejar y preservar el talento de aquellos profesionales que estén constantemente en formación y actualización científica”.

De esta forma, habrá una alta demanda de ginecólogos, andrólogos, biólogos, psi­cólogos y personal paramédico, dedicados a la Medicina Reproductiva que cuenten con competencias como trabajo en equipo, compromiso, competitividad, asertividad, empatía y sentido de la responsabilidad y flexibilidad.

En conclusión, para aquellos que bus­can talento, la recomendación es analizar con detenimiento las necesidades, buscar dentro de la propia organización el talento potencial y, si éste no se encuentra en casa, salir al mercado con un paquete competitivo y rodearse de los mejores consejeros externos para tener una visión experta e imparcial que ayude en el proce­so para encontrar a esa persona que pueda brillar y generar valor en beneficio de la organización.

grafico_empleos1

 

Siguientes artículos

Lo que nuestros padres no nos enseñaron sobre el dinero
Por

Antes de acusar a papá o mamá por su omisión, debemos pensar que su entorno era muy distinto del nuestro, y que quizá no...