El otorgamiento de crédito y el amor se parecen. Todos lo requeriremos y lo buscaremos en algún momento de nuestra vida… o hasta varias veces.

Para determinar si un prospecto es apto para nosotros lo pasamos por nuestros gustos y filtros que hemos establecido como mínimos y aceptables. Pudiera ser la edad, la altura, la forma de ser, o muchos otros. Generalmente estos criterios son diferentes entre nosotros. Hay claro también ideales: que sea inteligente, guapa, alta, culta, millonaria, y así podemos hacer la lista tan larga y específica como queramos.

Los otorgantes de crédito también establecen sus gustos y requerimientos mínimos para establecer relaciones con sus clientes. La belleza física no es un tema pero ¿qué tal los ingresos, el nivel de endeudamiento, la capacidad de pago, su comportamiento de pago, su edad, su nivel de riesgo, su apetito al crédito, etc.? Estos datos los obtienen los otorgantes de crédito de la información contenida en las solicitudes de crédito y de productos de Buró de Crédito como el Reporte de Crédito y el Mi Score, por nombrar solo dos.   

Cuando acudimos a solicitar un crédito nuestros datos y perfil se corren a través de motores de decisión que automatizan y estandarizan los procesos; en caso de ser necesario, las solicitudes también son revisadas físicamente por analistas de riesgo.

PUBLICIDAD

De ahí se determina la conveniencia de otorgar un crédito, se define el monto, el plazo y las condiciones más apropiadas para el solicitante de crédito.  

Si deseamos tener buenas probabilidades de obtener un crédito el ideal sería que fuéramos una persona con ingresos suficientes para poder pagar lo que estamos pidiendo, que nuestro nivel de deuda actual sea sano y que por ello tengamos capacidad crediticia, que tengamos vida suficiente para poder cumplir con el plazo del crédito, y que tengamos un historia de cumplimiento de pago que genere confianza, entre otros. La lista de requisitos y gustos, como en el caso del amor, pude ser más extensa y variada.

Si eres una personas que busca tener una relación con una tarjeta de crédito o préstamo personal hay buenas noticias, Buró de Crédito puede ayudarte a ser tu cupido con la herramienta de uso gratuito Acredita-T.

En ella, los otorgantes de crédito participantes han predefinido el tipo de cliente que desean para sus diferentes productos. El cliente potencial solamente tiene que completar su perfil y, en seguida, verá quien está interesado en tener una relación crediticia con él.

Una vez que el potencial cliente selecciona al otorgante que más le gusta, recibirá de Buró de Crédito –en 48 horas máximo– un correo electrónico confirmado que hay química entre ambos e invitando al cliente a pasar a su sucursal más cercana a firmar su contrato.

Es importante que al usar Acredita-T en www.burodecredito.com.mx, tengamos a la mano la siguiente información para que la validación de nuestra identidad sea exitosa:

  • Tarjeta de crédito vigente: número de cuenta, límite de crédito y otorgante.
  • Crédito automotriz: número de crédito y otorgante.
  • Crédito hipotecario: número de crédito y otorgante (crédito abierto o cerrado).

En caso de no tener alguno de estos tres créditos, hay que seleccionar la opción “No tengo”.

 

Contacto:

Twitter: @BurodeCreditoMX
Facebook: Buró de Crédito México
Página web: Buró de Crédito

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Pese a riesgos, economía mexicana se mantiene estable
Por

De acuerdo con el Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero, los principales riesgos para México se encuentran en la...