Los espacios privados dedicados a la gastronomía se multiplican en la Ciudad de México, y las marcas se suben a este tren para conquistar o fidelizar a sus mejores clientes.

 

 

La curiosidad del público por la cocina ha ido creciendo en los últimos años, y a consecuencia de ello han surgido espacios exclusivos que se dedican a agasajar a sus clientes creando cursos monográficos de cocina, catas y otras iniciativas. Uno de estos lugares es el creado por Míele en su centro de Masaryk, donde los chefs Luis Bravo, Martha Brockmann o el champagne Louis Roederer se convierten en embajadores de la marca.

PUBLICIDAD

Los espacios privados dedicados a la gastronomía se multiplican en la capital de México (véase el caso de Casa Biko o Estudio Millesime by AMEX), y las marcas se suben a este tren para conquistar o fidelizar a sus mejores clientes. Una de las propuestas más interesantes es la que hace Míele en su centro de Masaryk, la cual puedes conocer durante una presentación de la nueva imagen de Louis Roederer, el champagne que bautiza los eventos de esta casa.

Míele México

Míele México

Su arquitectura, vestida de blanco impoluto, recoge las últimas novedades de la marca y crea un espacio show-cooking donde te invitan a aprender de vinos, cocina al vapor, dulces navideños… Además, el equipo que imparte los cursos está formado por los chefs Luis Bravo, Martha Brokmann y el enólogo Jesús Diez. Si quieres más información y saber cómo puedes formar parte de estos cursos visita Míele México.

No quiero desaprovechar la ocasión para hablar de Louis Roederer, una de las marcas de champagne más prestigiosas de Francia, que conquista los mercados internacionales, especialmente con las referencias Brut Premier, Carte Blanche Demi-Sec y Vintage Rosé. Su preciado Louis Roederer Cristal es el champagne más glamoroso del mundo, uno de los más caros y el favorito para maridar cualquier plato ‘haute cuisine’. Un dato curioso es que se trata del champagne más vendido en los restaurantes de Las Vegas. Durante mi paso por la Sin City pude disfrutarlo en restaurantes como Picasso’s (hotel Bellagio) y Torre Eiffel (hotel París), y quedarme con las ganas en otros como Robuchon (MGM) o Gus Savoy (Caesars Palace), donde el precio supera los 1,300 dólares. Cristal sólo se elabora cuando las cosechas son excepcionales y su coupage es 55% de Pinot Noir y 45 % de Chardonnay. Su gusto es sedoso, casi trufado, con notas de bollería pero dotado de un frescor y una acidez inusual en champagnes de cierta edad. El precio en restaurantes supera los 5,000 pesos y en bodega ronda los 3,500 pesos.

“Cristal es la mejor expresión de la casa Louis Roederer, gracias a la filosofía propia, que nos permite producir vinos de gran calidad. Mientras otras compran la uva, nosotros trabajamos una viticultura igual de precisa como la de los relojeros suizos, siempre con el objetivo de mejorar la calidad cosecha tras cosecha”,declara Charles Fournier, export manager de la marca.

Míele México

Míele México

 

 

Contacto:

Facebook: Maria Forcada

Página web: Revista Strogonoff

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

El arte sale de las galerías y casas de subastas
Por

Plataformas como Art Walk en México y MeroArte en Argentina están redefiniendo la forma en la que nos acercamos al merca...