Aunque su contribución en las actividades domésticas sigue siendo mayoritaria, la participación de sectores, como manufactura, construcción y servicios va en aumento.

 

El trabajo no remunerado que realiza la mujer en el hogar  tiene un aporte fundamental en el bienestar de la población, sus labores producen bienes y servicios que no se compran en el mercado, por cuestiones económicas o por costumbre. Por ejemplo, en los hogares, los alimentos requieren ser cocinados y servidos; la casa y su mobiliario necesitan limpieza y mantenimiento; los niños, los adultos mayores o las personas con alguna limitación física o mental necesitan atención y cuidados.

Así, en 2011 de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), las mujeres tuvieron la mayor carga total de trabajo con 54.2%, lo que implica que por cada 10 horas de trabajo total femenino los hombres realizaron 8.5 horas.

PUBLICIDAD

La participación de las mujeres en las principales actividades de la economía, como manufactura, servicios y construcción, van tomando relevancia.

 

En las labores domésticas

En cuanto al valor económico de las labores domésticas y de cuidados no remunerados, las mujeres realizan 76.7% del total, equivalente a 15.6% del PIB nacional en el 2011.

De esta manera, el monto económico de cada mujer que realiza estas labores resultó similar al contribuir con 41,100 pesos anuales para cubrir las necesidades de su hogar.

Si se divide la contribución por sexo de acuerdo con la actividad realizada en el trabajo no remunerado en el hogar, en todos los casos la aportación de las mujeres supera el monto de los hombres; por ejemplo, en las actividades de alimentación las mujeres participan con 85.6% del rubro, enseguida está la limpieza y cuidado de la ropa y calzado, con 85%, mientras que la menor contribución de ellas está en las compras y administración del hogar, con 56.8% del total de ese bloque.

 

En  la construcción

En el año 2012, el total de personal ocupado en el sector Construcción fue de 720,448, con una participación de 79,664 mujeres, cifra que corresponde al 11.1 %. Cabe señalar que la participación de las mujeres en el sector Construcción ha sido constante.

 

En las manufacturas

En el año 2012, las mujeres participaron con el 33.9% del total del personal ocupado en las industrias manufactureras, lo cual significa que una de cada tres plazas de este sector es ocupada por mujeres.

De las 15 ramas económicas que ocupan mayor cantidad de mujeres, las primeras cinco que destacan son la fabricación de partes para vehículos automotores, con un aporte del 17.9% de mujeres ocupadas; la elaboración de productos de panadería y tortillas, con el 10.4%; la confección de prendas de vestir con el 6.9%; y finalmente, la fabricación de productos de plástico y la fabricación de componentes electrónicos con el 5.9% y 5.7%, respectivamente. En conjunto, estas 15 ramas ocupan el 69.5% del total de mujeres que laboran en las industrias manufactureras.

 

En los servicios

Los servicios privados no financieros se integran por nueve sectores. En 2012 la participación de las mujeres destacó en los servicios educativos, con un 62.9% de participación, seguido por los servicios de salud y asistencia social, con un 61.3% de participación, y en menor medida (49.9%), en los servicios de alojamiento temporal y preparación de alimentos y bebidas.

 

Finalmente, poco más de 160,000 mujeres estuvieron ocupadas en el comercio al por mayor durante 2011 (26% de la ocupación en este sector), mientras que en el comercio al por menor, la ocupación de las mujeres fue más intensiva, alcanzando el 51% de los 5’110,689 personas ocupadas en ese año.

 

Siguientes artículos

BMV y Wall Street avanzan a media sesión
Por

 En EU las solicitudes de desempleo bajaron a mínimos desde noviembre y la productividad de los trabajadores aumentó. A...