Trimestre tras trimestre, la compañía a cargo de Tim Cook ha roto récords de ventas de su teléfono inteligente, pero a los inversionistas les empieza a preocupar que no pueda mantener ese ritmo.

 

Por Parmy Olson

PUBLICIDAD

Apple se ha convertido en una de las constantes de las temporadas de reportes trimestrales, acaparando por un día toda la atención mientras informa sus cifras récord, un número extraordinario que muestra que su iPhone representa casi dos tercios de sus ingresos y aún más de sus utilidades.

Sus ventas siguen creciendo, al igual que su participación de mercado e incluso su precio, lo cual representa un desafío al resto del mercado de smartphones, que ha dado muestras de estancamiento.

Samsung tiene problemas en China e incluso Xiaomi pierde su posición dominante frente a Huawei. Y mientras el mercado de teléfonos inteligentes chino se desacelera, Apple crece en el gigante asiático. Sus ventas del iPhone aumentaron 87% en este último trimestre, reveló la compañía.

Apple tiene un producto que se ajusta a las tendencias del mercado, y es el iPad. Las ventas de tabletas están disminuyendo gradualmente a nivel mundial, y fiel al resto de la industria, las ventas del iPad de Apple se deslizaron por debajo de la marca de 10 millones de unidades por primera vez desde 2011 en sus resultados del 4T. Los ingresos del iPad se han reducido por séptimo trimestre consecutivo.

Sin embargo, nada de esto realmente importa, porque inexplicablemente, las ventas de producto más importante de Apple siguen desafiando el principio elemental de que todo lo que sube tiene que bajar.

Los ingresos del iPhone han batido récords extraordinarios trimestre tras trimestre desde que Steve Jobs presentó estos pequeños bloques con pantalla táctil en 2007.

Los mayores picos vienen en este trimestre en curso, la temporada navideña, cuando Apple genera cerca del 40% de sus ingresos del iPhone en el año.

El 1T de 2014 vio a Apple vender una increíble cantidad de 74.5 millones de iPhones, un gran salto desde los 51 millones que había vendido el año anterior gracias a su entrada en China y un gran acierto al pasar a teléfonos de pantalla más grandes.

En este último trimestre de septiembre, Apple vendió 48 millones de iPhones, otro récord para su 4T. El año pasado la cifra fue de 39.3 millones.

Al mismo tiempo, mientras que los vendedores de teléfonos Android como Samsung están recortando sus precios para poder competir con marcas de menor costo como, Xiaomi, Huawei y OnePlus, Apple ha sido aumentar el precio del iPhone.

Durante el último trimestre, Apple aumentó el precio promedio de venta del iPhone en cerca de 10 dólares frente al trimestre anterior, a 670 dólares. A estas alturas del año pasado, el iPhone promedio se vendía por 603 dólares.

Hay altas expectativas de que el iPhone pueda romper la marca de 74.5 millones y muestre más cifras espectaculares para esta temporada navideña.

Sin embargo, aún hay algunas razones para ser cautelosos sobre la persistencia en el tiempo de este increíble crecimiento, y con una serie de espectaculares actuaciones trimestrales detrás, Apple tiene un reto enorme.

Los 48 millones iPhones vendidos durante el trimestre fueron ligeramente inferiores a las expectativas de Wall Street, de 48.6 millones.

No sólo eso, sus previsiones para la importante temporada navideña de este año (su 1T fiscal) también están en el extremo inferior de lo que los analistas esperan: Apple prevé ventas de entre 75,500 y  77,500 millones de dólares (mdd) para el trimestre de diciembre, mientras que los analistas esperan ventas de más cercanas a los 77,100 millones.

Toni Sacconaghi, analista de Sanford Bernstein, cree que los días de gran crecimiento de Apple han quedado atrás. Él pronostica ventas del iPhone de 75 millones de unidades para el trimestre, un pequeño repunte frente a las cifras del año pasado.

“El temor es que Apple esté entrando en el purgatorio del crecimiento”, dijo Sacconaghi a CNBC. “Tuvo un gran último ciclo con el iPhone 6. El temor ahora es que el de los smartphones sea un mercado cada vez más maduro, particularmente en las gamas más altas. Eso representa casi la totalidad de los ingresos y el crecimiento de Apple. Y ahora la preocupación es que sea incapaz de crecer en el futuro.”

“La ley de los grandes números no entra en juego”, añadió. “Puede el iPhone crecer otros 2 o 3 años o el crecimiento se ha terminado..? Creo que los inversionistas están preocupados por los próximos dos años. ‘¿Puede haber realmente un crecimiento del iPhone?’ Porque de no ser así es muy poco probable que el crecimiento de Apple sea posible en el futuro.

 

Siguientes artículos

bmv-bolsa
BMV abre con pérdidas ante resultados trimestrales
Por

El índice IPC, que agrupa a las 35 acciones más negociadas, perdía  0.12% y se ubicaba en 44,688.89 puntos