Cada día, la compra de vidas en Candy Crush rebasa los 700,000 euros. El juego estrella de King se ha convertido en catapulta al éxito, pero también ha implicado que la compañía retrase  sus planes de salir a bolsa.

 

 

Hace 10 años, un grupo de desarrolladores iniciaron con una plataforma de juegos online, hoy, King es una empresa que ha sido considerada ‘demasiado exitosa’ para salir a los mercados. Con más de 400 niveles y más de 200 millones de usuarios, su juego estrella, Candy Crush, está lejos de llegar a su fin.

PUBLICIDAD

Tommy Palm, creador de Candy Crush y COO (Chief Operator Officer) en King, platicó con Forbes México sobre la historia y el futuro del juego.

“Candy Crush es sólo una parte de la receta con la que hemos hecho juegos en King, empezamos con un equipo pequeño de sólo tres personas haciendo un juego sencillo de niveles que decidimos llamar Candy Crush, desde abril de 2012 hemos visto crecer la comunidad de jugadores y seguimos desarrollando niveles, aún no sabemos dónde podrá terminar la saga”.

Sin embargo, de acuerdo con el periódico español El País, las cifras arrolladoras que Candy Crush ha generado, tanto en número de jugadores, como en ingresos (700,000 euros al día, según el rotativo), ha representado también su principal freno en los planes para salir a bolsa.

Los planes de King para salir a bolsa se han detenido en un entorno en el que Twitter alcanza constantemente nuevos máximos en el precio de su acción y Facebook lucha por demostrar que sus papeles son buena inversión.

Aunque las redes sociales han tenido un desempeño estable, el panorama es distinto para las desarrolladoras Zynga, la plataforma creadora de Farmville, ha perdido la mitad de su valor desde su OPI y Rovio, creadora de Angry Birds no se ha animado a incursionar en los mercados.

“No puedo comentar sobre los planes en los mercados, sin embargo, puedo decir que King es una compañía con más 10 años de experiencia, hemos crecido al tiempo que ha crecido la comunidad de jugadores en línea y seguimos innovando”, comenta Tommy Palm, quien empezó su carrera como desarrollador de videojuegos en 1986.

 

El ‘mejor amigo’

Desde agosto de 2013, a la fecha, King ha lanzado más de 150 juegos en línea, sin embargo, la etapa de mayor crecimiento en la compañía se ha dado a partir del desarrollo de las redes sociales, sobre todo Facebook.

“Hacer un juego social es una estrategia que permite un crecimiento acelerado, mucho del éxito que ha tenido Candy Crush es porque los jugadores interactúan, comentan sobre ello fuera del juego y eso a su vez hace crecer la comunidad, en este momento los juegos sociales son clave”.

La compañía tiene oficinas en Londres, Hamburgo, Estocolmo, Malmö, Barcelona, Malta, Bucarest y San Francisco y aunque mantener el crecimiento en un paso acelerado puede lucir como un reto, para Tommy Palm la tarea es alcanzable, como completar un nuevo nivel.

“Tenemos un equipo que trabaja todos los días en el desarrollo de propuestas innovadoras, no creo que el potencial se haya agotado, creo que todavía quedan muchos niveles por completar”.

 

Siguientes artículos

La emprendedora verde que la ONU ‘ama’
Por

 La promoción de actividades económicas en la región de Querétaro con atención especial en el cuidado del medio ambiente...