La inquietud de los mercados financieros se acentúa con la cercanía de la cuarta ronda de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que tocará algunos de los temas más espinosos del diálogo comercial entre México y Estados Unidos.

La divisa mexicana puede ubicarse hasta en 19.56 pesos por dólar ante la incertidumbre de resultados positivos para México en el acuerdo comercial, consideró Gabriela Siller, directora de Análisis Económico Financiero de Banco BASE.

“Al principio el mercado estaba optimista de que sólo iba a ser una modernización, Trump había perdido credibilidad y parecía que ya no iba a pasar nada malo. Nada más que ya llevamos tres rondas, las autoridades dicen que ya estamos avanzando en el tema pero no se dan detalles, sobre todo con (lo relacionado a) la industria automotriz”, consideró Siller.

Apenas hace dos meses nuestra moneda fue señalada como la que más se apreció durante 2017, hasta que este lunes alcanzó su punto más débil desde el 5 de junio, al cotizarse en 18.66 por dólar.

PUBLICIDAD

El peso se ubicó el pasado viernes como una de las monedas con peor desempeño: lugar 22 de 24 monedas líquidas de mercados emergentes, dijo Citibanamex en un reporte difundido este lunes. “Habrá gran interés en la citada cuarta ronda de negociaciones del TLCAN para evaluar el alcance del endurecimiento de las posturas de Estados Unidos”.

Te puede interesar: Hay 50% de probabilidad de que EU salga del TLCAN, advierte Herminio Blanco

Esta ronda será difícil. Abordará temas como reglas de origen del sector automotriz, solución de controversias y revisión del acuerdo comercial cada cinco años. “Eso nos lleva a una cuarta ronda complicada porque estamos llegando a hueso”, dijo el titular de la Secretaría de Economía, Ildefonso Guajardo el pasado 28 de septiembre tras concluir un acercamientos con Estados Unidos y Canadá.

Uno de los factores de volatilidad de la divisa mexicana es, sobre todo, el cruce de declaraciones y filtraciones respecto al estado de las negociaciones, señaló Mariana Paola Ramírez, analista económica de la institución bancaria Bx+. “Conforme vayan avanzando en las rondas de negociación se van a empezar a tocar temas que ahora si generen más tensión y si podrían estar teniendo repercusiones al tipo de cambio”, apuntó la especialista.

El jueves pasado, el portal Inside U.S. Trade reveló que el equipo negociador de Estados Unidos buscará aumentar el requisito de contenido estadounidense, al menos 50%, en los automóviles que importa.

Otro tema que trascendió en medios de comunicación fue la advertencia del sector empresarial mexicano de “levantarse de la mesa de negociación”, esto en caso de que se impongan reglas que el gobierno mexicano no pueda cumplir.

El sector agroalimentario mexicano recibió la primera gran embestida durante la tercera ronda de negociaciones, celebrada en Ottawa, Canadá, luego de que las autoridades estadounidenses plantearon en el capítulo enfocado en el Acceso a Mercados imponer barreras a la exportación de frutas y hortalizas de México durante la temporada de producción.

Lee también: El agro mexicano sufre su primera embestida en el TLCAN

La experta señaló que la mayor parte de la información que genera movimientos en los mercados, no es oficial si no que proviene de los integrantes de sectores cercanos a la discusión del tratado o por filtraciones en medios de comunicación.

Previo al arranque de la renegociación, funcionarios de los tres países firmaron un acuerdo de confidencialidad con el objetivo de no contaminar los acuerdos comerciales ante presiones externos.

La especialista descartó establecer un índice de depreciación del peso para la próxima semana, toda vez que son múltiples factores los que determinan el valor de la moneda mexicana, además descartó que se devalúe a los niveles en que se marcó en los últimos meses de 2016 y los primeros de 2017.

En noviembre del año pasado el peso llegó a uno de los límites más bajos en su historia al cotizarse en 20.74 unidades por dólar afectado por la victoria de Donald Trump.

 

Los otros factores de la depreciación 

A la incertidumbre del rumbo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, se suman factores como las elecciones en México el próximo año, la normalización monetaria por la Reserva Federal, y el anuncio de la reforma fiscal en Estados Unidos.

Ramírez explica que el peso mexicano, no es la única divisa depreciada frente al dólar ante las expectativas del mercado del fortalecimiento de la economía estadounidense.

“Se trata de un contexto generalizado de debilitamiento de las divisas frente al dólar. En primer lugar, tenemos una mayor expectativa por parte del mercado de que continuará el ciclo de normalización de la Reserva Federal en particular un alza adicional en la tasa este año, A eso hay que sumarle el anunció de la reforma fiscal en Estados Unidos que sin duda tiene el potencial de generar un crecimiento económico en el corto plazo para Estados Unidos y eso hace muy atractiva a la nación”, detalló.

Lee: Negociadores de TLCAN pactan nuevo capítulo de competencia

 

Siguientes artículos

Juez suspende 10% de etanol en gasolinas
Por

El contenido de etanol se mantendría en un máximo de 5.8%, excepto para las zonas metropolitanas del Valle de México, Gu...