Las personas jubiladas en México se arrepienten de no haber ahorrado suficiente para su retiro, sin embargo, el 45% de ellos sigue gastando al mismo ritmo que cuando laboraban pese a que sus ingresos bajaron, revela un estudio de HSBC.

 

El considerar con cuántos ingresos se contará será determinante para tener un retiro tranquilo, pues el 43% de los mexicanos jubilados asegura que no han logrado concretar sus planes debido a que su fuente de ingresos no es suficiente para vivir.

Así lo muestra el estudio de HSBC “El futuro del retiro, la vida después del trabajo” (The future of retirement after work), realizado a 1,199 personas en México.

PUBLICIDAD

Sin embargo, al llegar al retiro, el 45% de los mexicanos no deja de gastar al mismo ritmo que lo hacía cuando laboraban, pese a que sus ingresos son menores.

“El deseo de vivir una vida plena después del retiro es una visión aspiracional de una jubilación  con salud y prosperidad. Sin embargo, estas metas se ponen en riesgo por la falla de prepararse adecuadamente. La gente debería considerar cómo resolver su futuro: entre más rápido comiencen a planear y ahorrar, tendrán menos cuestiones de las cuáles arrepentirse en la tercera edad”, indica Simon Williams, director de Banca Patrimonial del Grupo HSBC.

Un 34% de los jubilados de México descubrió que su ingreso era menor de lo que esperaban, en contraste con un 38% a nivel global.

El estudio revela que las mujeres son las  más afectadas en la escasez de los recursos, pues para el 42% su ingresos son menores en contraste con el 29% de los hombres.

Para los que obtuvieron un ingreso menor a lo esperado, un 35% señala que se debió a una mala planeación para su retiro, en tanto que un 21% culpa a la crisis económica.

 

Prepararse para el retiro

El 61% de los encuestados en edad laboral reconoce que financieramente no se siente preparado para una jubilación cómoda, mientras que un 49% de los pensionados admite que falló en su planeación y un 9% no se preparó.

El análisis estima que el 29% de los que no planearon adecuadamente tendrán que volver al trabajo para solventar su escasez monetaria.

Al preguntarle a los jubilados sobre cuál había sido el mejor consejo financiero que habían recibido, un 70% contestó que “comenzar a ahorrar a una edad temprana”, seguido con un 66% por “no te gastes lo que no tienes” y finalmente un 57% indicó “compra tu casa propia tan pronto como puedas”.

Respecto a las expectativas de crear una herencia, un 84% de los jubilados espera poder crear algún patrimonio financiero para su familia, frente al 29% de quienes no han dejado de trabajar completamente esperan recibir alguna herencia.

HSBC recomienda las siguientes cuatro acciones para planear un retiro tranquilo.

1.- Ve con calma. Existe la percepción entre los jubilados de que pudieron haberse apresurado al momento de dejar su empleo, pues el trabajo es visto como un medio para mantener la mente y el cuerpo activos.

2.- Divide tus fuentes. Tener tres fuentes de ingreso en el retiro ayudará a dividir tus ingresos de una mejor manera y te ayudará a crear un respaldo en caso de riesgos.

3.- Acuérdate de la familia. Al momento de planear tu retiro toma en cuenta a tu familia, esto te ayudará a dar responsabilidades financieras a los hijos en edad adulta o respaldar a padres mayores en un estado delicado.

4.- Sé realista. Muchas personas que laboran consideran que sus necesidades de ingresos disminuirán una vez que se retiren; sin embargo, debes estar consciente de los gastos médicos y tomar las medidas necesarias para estar preparado frente a estos costos.

 

Siguientes artículos

Azcárraga mantiene el timón de Grupo Posadas
Por

La estrategia comercial de la compañía se basará en un crecimiento agresivo durante los próximos cinco años.    ...