Desde un mensaje de ¡ATENCIÓN SE ESPERA MEGASISMO EN CDMX! hasta falsas alarmas de supuestos colapsos de edificios y estructuras, han invadido las redes sociales desde el pasado 19 de septiembre, día en que ocurrió el sismo de 7.1 grados en la ciudad de México.

Mediante Facebook, WhatsApp, Twitter y mensajes SMS, algunos usuarios han reportado mensajes que invitan a la ciudadanía a tomar acciones que no necesariamente son ciertas llamadas Fake News.

La velocidad con la que avanza la información genera caos y catársis y en el afán de muchos de querer ayudar lo único que se logra es  entorpecer las actividades de quienes están en los lugares afectados.

Lee también: Momento político agudizará el problema de las ‘Fake News’

Por su parte las autoridades han hecho un llamado a que a los usuarios de estas redes sociales que tengan información no verificada, se abstengan de difundirla y que los invitan a comprobar si son ciertas.

Tales han sido los casos que grupos de WhatsApp y de Facebook han compartido supuestas emergencias de edificios a punto de caer y piden ayuda. “URGENTE, Edificio en zona Condesa a punto de caer, hay gente adentro, por favor apoyo con víveres y herramientas”.

 

Nadie puede predecir otro sismo

Otro de los temas que han circulado por las redes sociales es un mensaje sobre un nuevo temblor, más radical y que será de mayor intensidad. Esta información es totalmente falsa ya que nadie puede prever un sismo o un incidente de esta magnitud.

Carlos Valdés, director del Centro Nacional de Prevención  de Desastres (Cenapred), señaló que nadie puede predecir un sismo y por ello no se deben tomar en cuenta rumores surgidos particularmente en las redes sociales.

“Los sismos no se pueden predecir México es un país sísmicamente activo y los sismos tienen características diferentes”, dijo el director del Cenapred.

Lee: Los sismos no se pueden predecir: Protección Civil

 

Siguientes artículos

reuters-google-trimestrales
Google compra parte del fabricante HTC por 1,100 mdd
Por

La taiwanesa desarrolla los teléfonos inteligentes Pixel de Google, ésta es una ofensiva por entrar en la producción de...