El mundo de nuestros días no puede ser concebido sin la comunicación digital; no hay espacio en el que no sean útiles, necesarias, relevantes; sin embargo, diversos estudios han confirmado científicamente que su uso excesivo puede generar un amplio espectro de consecuencias no deseadas. 

Las redes sociales tienen un potencial adictivo que está detonando las alertas de los especialistas en diferentes áreas debido a los efectos negativos que producen y que son cada vez más recurrentes en las personas. ¿Qué encontraron?

  1. PROYECCIÓN ASTRAL EN LAS REDES. ¿Has notado que algún amigo parece siempre ausente? ¿Que vive a través de aplicaciones, sitios y las identidades de sus redes pero que está completamente fuera de contacto con el mundo real, lejos de su vida social y que cuando interactúa en persona es completamente una entidad diferente? 

Así es, muchas personas construyen personajes, idealizaciones y conceptos de si mismos que se convierten en una caracterización digital muy lejana de su personalidad, historia, amistades; prácticamente nacieron en las redes y todo su contexto, humor, aspiraciones y trayectoria depende de su actividad en medios digitales. Están proyectados astralmente, dejaron su vida material y viven a través de su ser digital. 

Los números son contundentes: 46% de las personas admiten distraerse durante su jornada de trabajo para revisar sus redes sociales. Las investigaciones señalan que -en promedio- hasta una tercera parte de la jornada de trabajo se desperdicia en estas actividades (con los consecuentes accidentes, errores o baja productividad). 

Al menos 54% de las personas reconocen que usan sus redes sociales durante la hora de la comida dejando de atender otras cosas, llegando al extremo de olvidar qué comieron, con quién, dónde y el sabor o características de sus alimentos. 

Otro dato, 31% dice que incluso en la intimidad se mantiene conversando, actualizando o respondiendo sus redes sociales. 24% de los adolescentes reportan que prefieren conversar digitalmente a hacerlo en persona. 15% de los padres dicen que es la única forma de contacto para saber de sus hijos.

2. MULTIPOLARISMO EMOCIONAL. cambios repentinos de humor, soledad, depresión, episodios de euforia, calma, seriedad, agresividad, alegría inmensa, seducción, todos los personajes en uno y al mismo tiempo, todo de acuerdo con el número de likes, contactos o comentarios en las redes. 

La influencia de las redes es tal que puede llegar a modificar completamente la psicología de una persona, afectar su productividad y sus relaciones sentimentales. Las personas pueden estar expuestas a cambios radicales y tóxicos con los riesgos que esto implica; acoso, agresividad, intolerancia.

No te pierdas: Internet y redes sociales incrementaron 18% la depresión en el mundo

3. ROLES SIMBOLICOS. Al menos 76% de las personas admiten haber confiado ciegamente en algún “guru”, influencer, “iluminado” de “lo que sea”, tomando consejos, haciendo compras, seleccionando lugares, lineamientos de trabajo, conductas, modelos o bien siguiendo las recomendaciones de otros usuarios.  

Desde recetas de cocina, hasta medicaciones, métodos, turismo, seducción, administración, motivación, elecciones, filiación política, conversaciones, vestimenta, todos los aspectos de la vida ya no se regulan por lo aprendido, la experiencia o las referencias de personas reales, maestros o padres; siempre hallarás la respuesta perfecta en las redes sociales. 

4. RECLUTAMIENTO Y ALINEACIÓN. Networking fishing es un mecanismo reciente donde los usuarios de redes son sometidos de manera sistemática a un “enganche” que puede ir desde un reclutamiento de clientes potenciales, publicidad e investigación de mercados hasta conductas más peligrosas como suplantación, robo de identidad, extorsión y acoso.

Otros mecanismos detectados sugieren que los usuarios están expuestos a ser seleccionados como blancos posibles para cultos religiosos, organizaciones ilícitas, hackers y/o ser espiados, controlados o investigados para inducirles (incluso subliminalmente) conductas y formas de pensamiento.

Si bien actualmente no es posible librarse de las redes sociales; es importante desarrollar mecanismos de defensa, protección y sobre todo, no dejar de disfrutar de los activos que nos ofrece el mundo real. Selecciona, reflexiona, consulta, conversa, revisa, actualízate, optimiza tu tiempo.

Cualquier cosa en exceso es perjudicial. Balance, equilibrio y prudencia son las claves para mantener un estado saludable en todos los aspectos personales; emociones, diversión, relaciones humanas, trabajo, familia y amigos.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @CapitolCComm

Facebook: Capitol Consulting & Communication S.C.

Página web: Capitol Consulting & Communication

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Pemex
Pemex adquirió túneles sanitizantes aunque Salud no aprueba su uso
Por

Pemex adquirió 55 túneles sanitizantes como parte de sus medidas contra el Covid-19, pero la Secretaría de Salud no los...