Sin duda la semana pasada será un lapso para tener muy en cuenta para el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien no solo piloteó un nuevo fracaso en materia de seguridad con la fallida aprehensión de Ovidio Guzmán, sino le tocó padecer la masacre de 14 efectivos policiales en el estado de Michoacán, hechos que fueron incisivamente comentados por la publicación inglesa, The Economist.

En este sentido, el análisis de los hechos del jueves pasado fueron calificados por el medio como un “nuevo nivel de fracaso para las autoridades mexicanas”. Más teniendo en cuenta que fueron ocho las muertes por los sucesos registrados en las inmediaciones.

El punto de The Economist radica en el hecho que nunca antes “el gobierno había cedido tan públicamente frente al crímen organizado”, pese a que la tensa situación de combate al narco pasó al “idioma de las balas” desde el 2006, añadiéndole la fuga del capo narco “Chapo” Guzmán, en 2015.

Otro de los aspectos destacados por la publicación británica tuvo que ver con el despliegue del operativo captura del jóven narco, el cual fue calificado como “pobre” ya que solo contó con una treintena de elementos, sin apoyo aéreo, ni perímetro asegurado.

Medios nacionales como El Universal se hicieron eco de la crítica del medio internacional destacando otros aspectos del texto que habla de “un plan de combate de la violencia que depende de una mezcla de bienestar social para los jóvenes, medidas drásticas contra la corrupción y la creación de una nueva y fuerte Guardia Nacional, conformada por unos 60,000 elementos”, algo que a sus ojos, “es insuficiente”.

Lee también: Nuevo León aprueba ley que permite negar servicio médico a comunidad LGBTI+

 

Siguientes artículos

Ejército
Vivimos en el infierno y liberar a Ovidio Guzmán fue lo mejor: esposas de los soldados
Por

Los familiares de los soldados dicen que si no se liberaba a Ovidio Guzmán seguirían atemorizados por las balaceras en C...