Reuters.- El cultivo de amapola y la producción de metanfetaminas en México han aumentado, a la par de la creciente violencia en el país, según un informe de Naciones Unidas (ONU) divulgado este jueves que no detalló cifras ni volúmenes.

La Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) de la ONU precisó, en su informe de 2017 que fue respaldado en datos del año previo, que la disponibilidad de metanfetaminas en México creció tomando como base el número de incautaciones que hizo Estados Unidos en su frontera sudoccidental.

En 2016, Estados Unidos incautó 26,044 kilogramos de metanfetaminas a lo largo de esa zona fronteriza con México, según cifras oficiales, comparado con 19,202 kilos del año anterior, un incremento interanual de 35.6%.

“Este aumento sucede a la constante disminución de la producción de metanfetamina en los Estados Unidos, junto con algunos aumentos de las incautaciones de metanfetamina líquida cerca de la frontera sudoccidental”, dijo la JIFE en su reporte.

PUBLICIDAD

El organismo destacó que la mayor parte de la heroína en Estados Unidos procede de Colombia y México. Entre julio de 2014 y junio de 2015 cerca del 9 por ciento de los cultivos de amapola del mundo se encontraban en territorio mexicano.

“El cultivo de la adormidera (amapola) y la producción de heroína en México siguen en aumento”, agregó sin precisar detalles.

En estados como el sureño Guerrero, considerado uno de los más violentos de México, son interminables las batallas para acabar con los cultivos de amapola, planta de la cual se extrae la goma de opio con la que se elabora la heroína.

Militares han dicho a Reuters que la erradicación de plantaciones en esa área ha sido difícil, especialmente porque están en zonas de acceso complicado, fuertemente custodiadas por grupos criminales y cada vez más tecnificadas con lo que mejora notablemente el rendimiento de los bulbos.

La JIFE también halló indicios de que México es utilizado como “punto de reexpedición” de fentanilos de China, ya que la cantidad del opioide incautado por la oficina de aduanas de Estados Unidos (CBP) se disparó de un kilo en 2013 hasta aproximadamente 200 kilos en 2016.

“Los países de América del Norte, en particular los Estados Unidos y el Canadá, siguen afrontando una mortífera epidemia de opioides impulsada por la creciente disponibilidad de drogas de venta callejera adulteradas con fentanilos”, alertó el informe.

Grupos rivales de las drogas en México se enfrentan frecuentemente por el control de las zonas de cultivo y las rutas de tráfico a Estados Unidos, su mayor mercado. En medio de esta violencia, el año pasado más de 25,000 personas fueron asesinadas en todo el país.

 

Siguientes artículos

8 de cada 10 mexicanos ven las Fake News como un “arma” de influencia
Por

Las instituciones que se encargan de la difusión de noticias no gozan de credibilidad, de hecho en México el nivel de co...