Por Giorgiana Martínezgarnelo y Calvo

Las Cumbres Iberoamericanas de Jefes de Estado y de Gobierno fueron el instrumento ideado para vertebrar y reforzar la relación política, económica y cultural de todos los países del espacio Iberoamericano, germen de la Conferencia Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno que se celebra cada dos años.

Constituida como Secretaría Permanente, la SEGIB garantiza el marco idóneo para tratar los asuntos de ámbito regional y multilateral, creando, en sus propias palabras,  un “clima de confianza entre los diversos actores que permite intercambiar experiencias, establecer diagnósticos compartidos y concertar posiciones comunes ante los desafíos que enfrenta la Comunidad”.

La Conferencia Iberoamericana está integrada por 22 países, 19 procedentes de América Latina y tres del viejo continente (España, Portugal y Andorra), siendo el español y el portugués sus lenguas de referencia.

Para Enrique Valentín Iglesias García, quien fue Secretario General Iberoamericano entre 2005 y 2014, “Las Cumbres Iberoamericanas constituyen la iniciativa diplomática más importante en las relaciones entre España y Latinoamérica”.

En su opinión, “Las Cumbres tienen un doble papel, el de fortalecer la relación entre los países y apuntalar una larga lista de cooperación en materia económica, social e institucional, señala.

La SEGIB, por tanto,  ha contribuido a consolidar a Iberoamérica como un actor político relevante a nivel internacional.

1.- Han pasado 25 años años desde la creación de las Cumbres Iberoamericanas y ante el nuevo escenario que vive América Latina, respecto a la irrupción en el escenario mundial de los diferentes modelos de integración y de gran diversidad de instituciones internacionales, nos gustaría conocer su opinión sobre las Cumbres Iberoamericanas. ¿Con qué fin fueron creadas?, ¿Cuál es el propósito de las Cumbres en la actualidad? ¿Siguen siendo necesarias?.

EI- Las Cumbres Iberoamericanas constituyen la iniciativa diplomática más importante en las relaciones entre España y Latinoamérica desde las independencias de estos países de España. Es una iniciativa compartida que nace como producto de una acción conjunta de la Corona Española y los Presidentes de México y del Gobierno de España. Inmediatamente se sumó el Presidente de Brasil. Y así en l991 nacen en Guadalajara las prácticas de Cumbres Anuales. Fueron ante todo el primer foro donde comparecieron todos los países y, por primera vez, el Presidente cubano. Y se correspondieron con la creciente presencia de la empresa española en Latinoamérica. Las Cumbres hacen pie en la historia, en la cultura, en las dos lenguas dominantes y en tradiciones compartidas.

Tienen dos propósitos: propiciar un diálogo fluido y franco entre los Jefes de Estado que ayuda a conocerse y a fortalecer vínculos entre los gobiernos; y en segundo lugar, promover la cooperación específica en variados campos. Las Cumbres tienen por tanto un doble papel de fortalecer la relación entre los países y apuntalar una larga lista de cooperación en materia económica, social e institucional.

2.- En este mismo orden de ideas, históricamente España ha sido el país impulsor de iniciativas regionales y el encargado de consolidar una mayor aproximación en la región Iberoamericana, especialmente en el ámbito de la cooperación. ¿Considera usted que las Cumbres han sido un acierto de la Política Exterior española?

EI- Por cierto y de la que han recogido buen provecho. Entre otras cosas porque los proyectos de cooperación iberoamericanos, no son solo aportes españoles, sino de todos los países que participan en los proyectos y los financian. Es una experiencia muy especial en la llamada cooperación internacional. Todos contribuyen y por tanto no hay aportadores y receptores , sino ambos a la vez.

3.- En materia educativa, ¿De dónde nace la iniciativa para crear un Programa de movilidad e intercambio iberoamericano?, ¿Qué representa para la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) abanderar el Programa que comenzó a surgir durante su gestión como Secretario General Iberoamericano y que involucra a uno de los principales Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS): el cuarto, referente a garantizar una educación de calidad inclusiva y equitativa, así como promover las oportunidades de aprendizaje permanente para todos?

EI- El tema de la cooperación iberoamericana en el área de la educación es la más vieja de las cooperaciones que comenzó con la creación de la OEI (Organización Iberoamericana para la Educación, la Ciencia y la Cultura, una suerte de UNESCO iberoamericana). Se potenció en la Cumbre de Santiago con el impulso a un programa de apoyo al intercambio de profesores e investigadores y en la Cumbre de Veracruz, la nueva Secretaria lanzó un programa masivo de movimiento de Estudiantes que será una gran contribución a esa cooperación en el área educativa y en la integración de los jóvenes en la realidad iberoamericana.

4.- La cultura es uno de los medios fundamentales y más eficaces de diplomacia de una nación. Tomando en cuenta que en la actualidad España es uno de los países referentes que mejor ha sabido exportar su marca país, ¿Considera usted que Iberoamérica debería contar con una marca propia que potencie mejor a la región?, y si se llegase a efectuar, ¿Qué país debería liderar este proyecto?.

EI- En materia de cultura, Iberoamérica no es pobre, es riquísima. Las culturas iberoamericanas constituyen una presencia de cultura que hace pie en las ricas culturas de las civilizaciones originarias de América y se potencian con las que aportaron los países ibéricos y más tarde los africanos. Esa mezcla de contribuciones ha creado una riqueza cultural inmensa en todos los campos. La marca es Iberoamérica, la que se proyecta en distintas áreas y asegurará la identidad plural y variada de la Región.

5.-  Para finalizar, ¿Cuál cree usted que es el mayor desafío o desafíos a los que se enfrenta la Región Iberoamericana?

EI- Precisaríamos un libro para responderle. Pero en primer lugar tenemos el desafío de fortalecer nuestras democracias, tarea que nunca termina. Diversificar nuestra producción no solo explotando racionalmente los recursos naturales sino con la introducción de la tecnología y la innovación, y avanzar en el desarrollo social y la inclusión. Se ha hecho mucho pero aún falta un gran camino que recorrer para llegar a los niveles de desarrollo social que se merece Iberoamérica.

 

Siguientes artículos

Colón de Panamá, zona portuaria número uno de América Latina
Por

El país lidera en una lista de 31 países y 118 puertos y zonas portuarias de la región.