Para que llegues al siguiente nivel debes elegir y trabajar en una nueva curva de crecimiento, y es que por mucho que sigas haciendo algo en la curva actual, no podrás acceder a los beneficios de una curva diferente.

 

Todo crecimiento, laboral y de negocios, se define con una curva de vida condicionada por diversos factores, misma que nos permite obtener ingresos y beneficios en un camino de crecimiento a lo largo del tiempo.

Pero la curva de ingresos y beneficios de un empleado en telemarketing es diferente de la de un recién egresado en administración de empresas, y la de un neurocirujano es distinta de la de un empresario de importación y exportación, y así también lo son sus niveles de ingresos y beneficios: quizás el primero pueda ganar entre 4,500 y 8,500 pesos, el segundo entre 6,000 y 10,000, el tercero entre 70,000 y 280,000 y el cuarto entre 20,000 y varios millones; quizás el primero y el segundo tengan que cumplir un horario, el tercero dependa de sus paciente o imponga su horario, y el cuarto pueda decidir irse de viaje fuera de temporada vacacional y a distintas partes del mundo.

PUBLICIDAD

Es esta curva en sí misma un camino que nos da o no la posibilidad de un cierto “nivel” de ingresos, crecimiento, estatus, oportunidades, etc.

Llegar al “siguiente nivel” implicará, pues, acciones y decisiones que nos ayuden a obtener otra escala de satisfactores variables: ingresos y beneficios, materiales y no materiales.

Veamos la imagen:

Curva 1Un gerente en una empresa privada nacional de la industria del vestido quizá podrá ganar entre 10,000 y 55,000 pesos mensuales. Y en otra industria, por ejemplo la de alimentos y bebidas en una firma trasnacional quizá su rango de crecimiento irá de entre 20,000 y 90,000 pesos mensuales.

Si bien en ambos casos los beneficios e ingresos son diferentes, también corresponden a un nivel del camino elegido en dos industrias distintas, llevando a cabo actividades más o menos similares.

En ambos casos el crecimiento se definirá por el esfuerzo, los años de experiencia (gerente Jr., senior, etc.), la labor y, por supuesto, los resultados que dé, una u otra persona, pero siempre bajo un rango, pues por lo visto en ciertos mercados de ciertas industrias no hay oportunidad de obtener un crecimiento (al menos en ingresos) superior a una cantidad específica.

Por ello, en materia de dinero, no se dejará de depender de lo que la propia curva da.

El “siguiente nivel” que tanto escuchamos no corresponde más que a la elección, trabajo y acción ejercida en una nueva curva de crecimiento, pues por mucho que sigamos haciendo algo en la curva actual, no podremos acceder a los beneficios de una curva diferente, y aunque el empleado de telemarketing sea ascendido a supervisor o gerente, sus beneficios no corresponderán jamás a los de alguien con una curva de médico, y menos a las posibilidades de ingresos de un emprendedor o empresario.

Veamos cómo sucede esto con un caso práctico:

Curva 2Cuando un coach llegó conmigo trabajaba en una empresa conocida, con un sueldo de 51,000 pesos, llevando como gerente una serie de proyectos. Se quejaba de que en su empresa de renombre había recortes a cada rato para “ahorrar”, y los ejecutivos tuvieron que ser tan eficientes que llevaban la carga de trabajo de dos o hasta tres personas (¿te suena familiar?).

Él mismo se dio cuenta de que su curva de crecimiento no llegaría más que a unos 65,000 o 68,000 pesos mensuales en 3 o 5 años, porque eso es lo que dictaban el mercado y su industria.

Pensó en su situación. Tenía 40 años y tras hablar de su condición actual reconoció en sesiones que le quedaban de 12 a 17 años más de vida productiva con cierta fuerza y condición física.

Él anhelaba una vida con otros beneficios, por lo que decidió elegir otro camino, que al paso del tiempo le llevaría al siguiente nivel, con nuevas posibilidades de beneficio como:

  • Mejores ingresos a largo plazo.
  • Disponibilidad de manejo de su tiempo.
  • Satisfacciones “mayores” (de acuerdo con su escala de valor personal).

Eso sólo lo conseguiría al hacerse emprendedor y en algunos años consolidarse como empresario, pues si cambiaba de industria le implicaría al menos un par de años “aprender” y cierto tiempo para “tener que ganarse el puesto”, así que la posibilidad de tener verdadero crecimiento y obtener más ingresos se alargaría.

Había un serie de acciones básicas con las que se tenía que empezar. Al principio tuvo que ahorrar y reajustar su nivel de vida lo suficiente como para tener dinero para invertir en lo básico, buscando un primer negocio que le generara flujo de caja constante, y tras ello conseguir lo suficiente para llegar al siguiente nivel (pues aun siendo emprendedores sabemos que hay niveles).

Así que también implicaría un procesos de aprendizaje y ajuste, que le haría caer en la curva de aprendizaje, donde los primeros meses quizá no tendría ingresos.

El proceso inicial parecía indicar “la necesidad” o “implicación” de tener que continuar con su trabajo actual y amarrar sus egresos por un tiempo.

Ahora que han pasado casi cinco años, sabe que esa curva de aprendizaje, que duró casi dos años, fue necesaria en el periodo de transición, porque le permitió escalar “al siguiente nivel” dejando de ser empleado.

Para él es simple: hoy gana casi el doble de lo que ganaba, y además sabe que si él mismo no hubiera aceptado ese riesgo y pagado esos precios, no estaría donde está ahora, y no tendría esta posibilidad de vislumbrar las ganancias exponenciales en menos de 3 años.

Este aprendizaje implica valorar y evaluar el riesgo de generar ese salto de fe, porque no es otra cosa que eso: un salto de fe en ti mismo, tu potencial y tus posibilidades, lo que hace que decidas cambiar de curva, porque la actual no tiene el nivel de beneficios que quieres para tu vida.

Y no es cuestión sólo de dinero o ingresos, sino de abrir un mundo de posibilidades, conocimientos y accesos en perspectivas diferentes, oportunidades que nos da el ser dueños de nuestro destino, nuestro tiempo, nuestro negocio y nuestra vida.

 

Contacto:

Correo: [email protected] / [email protected]

Twitter: @coachalexmeza

Facebook: ImpulsoHumanoMexico

Página web: Impulso Humano México

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿El comercio en línea podrá rescatar el Buen Fin?
Por

Aunque el fin de semana de descuentos ha perdido atractivo en general, las plataformas de comercio electrónico preparan...