Tiene 27 años, pero ya cuenta con varias historias de éxito en el mundo de las finanzas, con operaciones de grandes cifras en la Bolsa de Valores, como la adquisición de Aeroméxico por parte de Banamex, la venta de activos de Grupo Gigante y el financiamiento de la autopista urbana Viaducto Bicentenario. Conócelo.

 

 

Imágenes de la Bolsa de Valores

PUBLICIDAD

Para aquellos que no se dedican a temas financieros, la bolsa de valores es un organismo que evoca imágenes de pantallas con números cambiantes, teléfonos timbrando y cantidades de dinero que cuesta trabajo concebir a nivel mental, porque las cifras verdaderamente grandes en oídos de muchos de nosotros solo permiten vagar con la imaginación, queriendo ponerle rostro a un número, que buscamos traducir en dinero al margen de la fantasía, intentando, sin éxito, convertir lo inalcanzable en algo concebible.

Y a pesar de que algunas de esas imágenes se apeguen a la realidad, existe algo de ficticio en nuestra mente, ya que esos cuadros han sido exponenciados coloridamente en fondo y forma por la creatividad del cine y la televisión, pues seguimos siendo producto de una cultura visual.

 

Finanzas y juventud

En todo caso, algo que sin duda parece cierto, es que pocos se imaginan ver rostros de jóvenes menores de 30, como financieros involucrados detrás de las grandes cifras. Es por ello que me di a la tarea de escribir este artículo.

Daniel Braatz, de 27 años y mirada penetrante, es uno de esos rostros jóvenes. Ingeniero industrial egresado del ITAM, siempre se interesó por las finanzas, pues el pensamiento metódico, lógico y estructurado de la ingeniería no está peleado con los números; al contrario, todo conocimiento bien dirigido suma y puede complementarse.

Por ello, no era de extrañarse que su tesis sobre la implementación de operaciones STP para la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) fuera galardonada en el foro de Negocios e Información de 2006 en Singapur.

 

Trayectoria

Daniel Braatz formó parte de Citigroup como banquero de inversión, concentrado principalmente en finanzas estructuradas consistentes en bursatilización de activos y riesgos asociados con adquisición financiera, estados financieros y responsabilidad de administración, Project finance, transacciones especiales fusiones y adquisiciones y estructuración de deuda.

Con una experiencia que sigue en aumento, Daniel Braatz ha desarrollado operaciones para gobiernos de distintas entidades, monetización de activos para la Secretaria de Relaciones Exteriores, bursatilizaciones públicas y reestructuraciones de deuda además de operaciones de diversos tipos, privadas y público-privadas.

 

Operaciones con grandes cifras

Algunas de las operaciones llevadas a cabo por Braatz en años recientes:

  • Financiamiento de la autopista urbana Viaducto Bicentenario por 5,500 millones de pesos, la cual fue considerada la “Operación del año” en 2012 en Project Finance por Euromoney.
  • La privatización de los caminos con peaje del estado de Puebla, un paquete de un valor de 2,500 millones de pesos en 2012.
  • La reestructura de la deuda del estado de Quintana Roo por un valor de 11,000 millones de pesos y la reestructura de la deuda del municipio de Benito Juárez también en ese estado por un valor de 1,400 millones de pesos.
  • La adquisición de Aeroméxico por 1,800 millones de dólares por Banamex y un grupo de inversionistas en 2007.
  • La venta de activos de Grupo Gigante por un valor de 1,700 millones de dólares de su negocio de supermercado en 2007.

 

Actualmente: CFO de FHipo

Daniel Braatz actualmente es CFO de FHipo y miembro fundador de VACE Partners, firma boutique de banca de inversión. A la fecha es miembro de la Asociación de financieros del ITAM y miembro del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), además de haber sido designado recientemente como miembro del H. Comité de Auditoría del Infonavit.

Fideicomiso Hipotecario (FHipo) es su más reciente contribución financiera al mundo de los negocios y la Bolsa, junto con Alfredo Vara Alonso (CEO de FHipo), y en alianza con el Infonavit, sacarán el fideicomiso que permitirá al público en general invertir en portafolios hipotecarios residenciales, diversificando las actuales estrategias de inversión y beneficiándose de diferentes mecanismos de fondeo y cobranza, mismo que cotizará en la bolsa.

El objetivo de FHipo es atraer capital privado a inversión y financiamiento de bienes raíces a través de la adquisición, originación y/o coparticipación de hipotecas.

FHipo ha sido, hasta el momento, el IPO más grande por monto en 2014 y el más grande en la historia de México para un nuevo assett class.

De 8,625 millones de pesos de emisión, 61.45% proviene de inversión extranjera, lo cual equivale a 5,300 millones de pesos destinados, por primera vez en la historia del país a financiar hipotecas en México a un sector de la población atendida por el Infonavit.

 

Más allá de los números

—¿Qué les dirías a otros jóvenes que tienen sueños y quieren emprender proyectos ambiciosos?

—Prepárate para para trabajar duro, sacrificar mucho y nunca dejar que limiten tus objetivos. A través de ello jamás tendrás miedo al fracaso y lograrás hacer de la ambición un aliado y no tu principal rival. En mi opinión, la razón por la cual muchas veces las oportunidades que buscas o se te presentan, no las capitalizas, es por miedo a perder tu zona de confort. Sin embargo, las grandes historias de emprendedores han estado marcadas por periodos de incertidumbre con poca probabilidad de éxito, pero con una gran ambición por materializar resultados.

 

—¿Desde tu perspectiva, qué es el éxito y cómo se alcanza?

—El éxito es el resultado de saber que tu máximo esfuerzo te posicionó, dentro de tu sector o proyecto de vida, como un motor o herramienta de desarrollo y no una pieza más de la estructura. Lograr el éxito consiste en tener la seguridad suficiente para convencerte a ti mismo que estas en la dirección correcta, sabiendo que tu drive por lograr un objetivo es mayor al miedo de no hacerlo”

 

Un buen aprendizaje de la entrevista

Lo que más me gustó de la entrevista con Braatz es el enfoque que le da a la ambición. Misma que no está sostenida simplemente por un deseo banal, carente de fundamento, la ambición se debe dirigir como poder hacia la concreción de los resultados, pues simple y sencillamente todo es consecuencia del hacer.

Si algo podemos aprender de Daniel Braatz, es que no concibe el liderazgo y el éxito como una forma estática o de término, no es una luz al final del túnel, no es algo que consigues y estará ahí por siempre, no es el listón que acabas de romper detrás de ti en la meta, es más un camino de trabajo diario, es construir en forma, buscando siempre sumar más para ti y los demás.

 

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Facebook: ImpulsoHumanoMexico

Página web: Impulso Humano México

Twitter: @coachalexmeza

 

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Casinos, los malos de la película: ¿mito o realidad?
Por

La Cámara de Diputados de México aprobó la semana pasada la nueva Ley Federal de Juegos con Apuestas y Sorteos. ¿Cuáles...