Por Billy Phillips*

Actualmente el mundo se encuentra hiperconectado, esto incluye a las empresas, que, en su afán por llegar al siguiente nivel, tratan a toda costa mantener una competencia kilométrica frente a sus adversarios, pero ¿realmente esto es sano? ¿las empresas están pensando en sus clientes? 

En los últimos años la forma de comprar de los consumidores ha cambiado significativamente. De hecho, un estudio realizado por IBM y NRF, en esta nueva década, dice que los consumidores dejarán de comprar y consumir productos y servicios de sus marcas favoritas si éstas no los voltean a ver y más si los usuarios llegan a perder la confianza en las empresas, incluso uno de cada tres ya ha dejado de consumir sus marcas predilectas; esto gracias a que éstas no cumplen con ciertos valores. 

Se ha detectado que a lo largo de los últimos años la forma de compra del consumidor ha cambiado significativamente, esto es primordialmente porque éste ahora tiene cientos de opciones de compra y además es bombardeado por todos lados. 

Por desgracia, el consumidor final se ve atiborrado de publicidad. Todos están haciendo el esfuerzo de convencer al comprador para que éste adquiera sus productos, pero pocos se fijan en cuál es la diferencia entre que te compren a ti o le compren a tu competencia. Esto lo podemos resumir básicamente en una sola palabra, la relación. Crear una relación con tu cliente es lo que te va a mantener en el mercado, pero no sólo eso, si lo haces de una forma integral y con real intención, podrás mantener tu empresa lejos de tu competencia”.

Formar una relación con tu futuro cliente es un proceso muy similar al de crear una nueva amistad; y una forma rápida y efectiva para lograr una amistad es aportar algo al cliente de forma gratuita, esto sin esperar nada a cambio, siempre teniendo en cuenta que lo más importante es iniciar una relación que genere valor. 

Al aportar valor a los clientes se abrirá una de las puertas más poderosas del mundo, la reciprocidad, aquí es donde inicia realmente el proceso de venta. 

Estos procesos de aportar al cliente e inducir reciprocidad puede ser totalmente automatizado, por medio de email marketing, messenger bot, embudos, WhatsApp y textos SMS, lo increíble es que únicamente se tendrá que hacer una sola vez y luego con el click de un botón lanzar las campañas en forma de secuencias a tu base de datos de clientes. 

Dar es el nuevo vender, estamos en un mercado que muy pronto, para mantenernos dentro de él, va depender 100% de quien está aportando más al cliente, y los que adopten esta mentalidad de simplemente dar al cliente lo más que puedan para fortalecer la relación se van a mantener muy lejos del alcance de su competencia. 

En importante liberarse de los viejos paradigmas que consisten en que tratar de ganar lo más posible es válido siempre que se esté haciendo lo menos posible.

 

Contacto:

Instagram: @billyphillips_oficial

Facebook: Billy Phillips Oficial

 

*El autor es Director de Tu Eres Machin.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

Lee también: Samsung presenta a su nuevo CEO en México

 

Siguientes artículos

Coronavirus COVID-19
Coronavirus y su impacto en la economía internacional
Por

El anuncio reciente de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de declarar “emergencia de salud pública internacional”...