Los nuevos etnógrafos ya no son antropólogos, sino robots surgidos del machine learning, que describen tendencias, comportamientos y oportunidades de negocios que permitan innovar desde diferentes perspectivas.

 

La etnografía es un método de estudio utilizado por los antropólogos para describir las costumbres y tradiciones de un grupo humano. Este estudio ayuda a conocer la identidad de una comunidad humana que se desenvuelve en un ámbito sociocultural concreto. Cabe mencionar que si bien fue acuñado por la antropología, también es utilizado en otras ciencias sociales de investigación, como la sociología. Hoy se utiliza bastante en el ámbito de la innovación para encontrar tendencias, comportamientos y oportunidades de negocios que permitan innovar desde diferentes perspectivas.

Pero actualmente la etnografía no la están utilizando los antropólogos, ni los sociólogos, e incluso ningún responsable de marketing que se anime a observar el comportamiento de las personas, más que a preguntar. En los últimos años, los que trabajamos en el punto de cruce entre innovación, tecnología y datos hemos visto cómo cada vez más las empresas utilizan robots como los responsables de la etnografía. Sí, robots. Ésos que surgen de la utilización de las Machine Learning (ML) o Aprendizaje Automático, y que dan como resultados algoritmos predictivos y prescriptivos.

Ya no hay dudas: la tecnología va a incrementar aún más su participación en lo cotidiano, no sólo a nivel individual o familiar, sino también a nivel de ciudades y hábitat. Como viven las personas va a cambiar en los próximos años a una velocidad que no hemos visto en la historia reciente. Permítanme compartir con ustedes algunos datos.

 

Ciudades más inteligentes

En 2050, el 66% de la población mundial vivirá en ciudades. Las redes de banda ancha, las cosas conectadas y los datos abiertos ayudarán a impulsar la competitividad, la sostenibilidad y la habitabilidad. Transformarán drásticamente la experiencia urbana de los viajeros y de los habitantes de las ciudades. Según BI, las áreas urbanizadas generarán 4.1 TB de datos al día por kilómetro cuadrado en 2016.

  • En Ámsterdam, Holanda, la iluminación en las calles puede ajustarse para mejorar la seguridad y ahorrar energía.
  • San José, Estados Unidos, quiere mejorar la calidad de vida mediante un seguimiento en tiempo real de la información de la calidad del aire, los flujos de tráfico, etc.
  • La red eléctrica inteligente de Chattanooga (Estados Unidos) evitó 50 millones de minutos de interrupción del servicio a los clientes.
  • En Pisa, Italia, un sistema de guiado inteligente ayuda a los conductores a encontrar una plaza libre de aparcamiento y luego les permite pagar con su teléfono inteligente.
  • En Santander, España, la basura sólo se recoge cuando los contenedores están llenos.
  • En Sussex, Reino Unido, un dispositivo que se lleva puesto alrededor del cuello permite a los familiares y cuidadores hacer un seguimiento de las personas con demencia.

 

Vida más inteligente

La tecnología IoT puede ayudar a la gente a satisfacer sus necesidades básicas en materia de seguridad y alimentación, a la vez que enriquece su hogar con un estilo de vida digital, un mayor confort y aplicaciones de ocio para su tiempo libre. Gartner señala que el hogar de una familia típica podría tener más de 500 dispositivos inteligentes en 2022.

  • Los sistemas de seguridad y el equipamiento para el control energético de los hogares serán de lo más habitual, e iniciarán el camino hacia una adopción más generalizada por parte de los consumidores.
  • En 2014, el 13% de los hogares estadounidenses disponía de al menos un dispositivo inteligente para el hogar, y el 26% tenía la intención de adquirir un dispositivo/sistema a lo largo de los 12 meses siguientes[1].
  • En 2020, la cocina conectada contribuirá al menos a un 15% de ahorro en comida y bebida, y aprovechará las analíticas de big data.

En este marco, ¿qué están haciendo las empresas de América Latina para pensar, diseñar e implementar estos nuevos etnógrafos?


[1]“El ecosistema del hogar inteligente: IoT y los consumidores”, Parks Associates, 2014.


 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @diego_vallarino

LinkedIn: diegovallarinonavarro

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Helicópteros y jets, ¿el futuro del turismo?
Por

Con más de una década de servicio, Helidosa se mantiene en la cúspide de los cielos dominicanos con miras a una expansió...