Más allá de las simples competencias en línea, los eSports y los multijugadores online, el crecimiento de internet y tecnologías como la inteligencia artificial, darán vida a nuevas experiencias de gaming, que hasta hace unos años eran no sólo imposibles, sino incluso inviables, de acuerdo con Martin Lavoie, director de Tecnologías Online de Ubisoft en entrevista exclusiva con Forbes México..

“Creo que el aspecto social, que ya existe, se va a mejorar de una forma radical, agregando mucha más participación en el juego y el contenido se volverá mucho más relevante veremos no solo más contenido generado por el usuario, sino también más actividades generadas por el usuario”, dice Lavoie de Ubisoft.

Para el ejecutivo, que es responsable de la plataforma de servicios en línea de Ubisoft, dos de los ejemplos más contundentes que verán los jugadores en los próximos años serán la cross-pollination (o polinización cruzada) y la posibilidad de entregar experiencia visuales “muchas más enriquecedoras independientemente del hardware del usuario”.

Sigue la información de la tecnología en nuestra sección especializada

La primera podría ser uno de los conceptos más disruptivos en el sector del gaming, pues contrario a que el jugador progrese dentro de un mismo juego, a medida que todos los juegos de un mismo desarrollador se conectan sobre una misma plataforma tecnológica en línea, como es el caso de Ubisoft, el usuario puede acceder a experiencias o contenido de un videojuego, mientras avanza en otro.

Martin Lavoie, director de Tecnologías Online de Ubisoft. ‘Vamos a llegar a muchos más jugadores. Cuando piensas en dispositivos móviles y la capacidad de streaming vamos llevar juegos de gráficos demandantes o AAA, que hasta ahora están limitados a hardware más potente’.

“Estamos trabajando para que los jugadores puedan experimentar nuevos conceptos como la cross-pollination de sus juegos favoritos. Imagina estar jugando un título como Rainbow Six, pero al hacerlo avanzas o recibes objetos y recompensas para otro título, impulsando el gusto de los jugadores por nuestras franquicias”, comenta.

Aunque aún es un concepto poco utilizado, para desarrolladores grandes como Ubisoft la tendencia marca una oportunidad única de expandir su base instalada de clientes, pues invitan al jugador a conocer y consumir sus múltiples propiedades intelectuales a cambio de experiencias que no podrán adquirir de otra manera.

Y si bien cross-pollination suena como algo sencillo, su ejecución y operación son altamente complejas pues requieren no solo que los videojuegos tengan acceso o interacción con internet, sino que deben estar conectados dentro de una misma plataforma que entiende quién es el jugador, qué juegos tiene, desde dónde está jugando y en qué parte o momento del videojuego se encuentra.

Algo en lo que Lavoie y su equipo han trabajado durante los últimos diez años, primero como una área de IT que entregaba o desarrollaba las herramientas de producción y sitios web del desarrollador de origen francés, a una división responsable de operar una de las plataformas más ambiciosas de la empresa en los últimos años: Ubisoft Connect.

La plataforma lanzada en 2020 y anteriormente conocida como Uplay, actúa como un servicio de distribución digital, gestión de derechos digitales, multijugador y comunicaciones. Dentro de Ubisoft Connect, los jugadores pueden completar logros de los juegos del desarrollador, ganar puntos y redimirlos por contenido de este u otros juegos, y conectar con otros usuarios para juegos en línea.

Una plataforma que para nada es menor, pues Lavoie, explica que la infraestructura tecnológica de Ubisoft ofrece más de 100 servicios que son “desarrollados e implementados de forma independiente y continua por sus respectivos equipos, distribuidos geográficamente en los estudios de Ubisoft ubicados en 12 países, que hablan ocho idiomas. Actualmente, la plataforma es utilizada por más de 1,000 aplicaciones”.

“Creo que la parte más desafiante es construir una plataforma convincente para que nuestro equipo de producción la use y asegurarnos de no tener el mínimo común denominador en términos de características y al mismo tiempo garantizar que los servicios sean suficientemente cómodos, pero que no sean iguales, para que sea el equipo desarrollo del juego quienes decidan cómo funcionan cosas como la progresión de su pase de batalla”, comenta.

Para Ubisoft, el trabajo de Lavoie y su gente les permite entregar algo más que acceso a servicios o manejo de sus sitios web. Ubisoft Connect opera como una tienda de comercio electrónico digital para todos los títulos, contenidos adicionales como DLC o microtransacciones. La empresa incluso comenzó a experimentar con la posibilidad de ofrecer Ubisoft+, un servicio de suscripción mensual similar al de Microsoft con Xbox Game Pass, que otorga al usuario acceso a toda la biblioteca de juegos del desarrollador y la posibilidad de conocer juegos nuevos de primera mano.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Aunque la compañía aún no entra al sector del cloud gaming (entendido como la capacidad  de jugar videojuegos como si se tratara de un servicio de streaming donde solo requiere un dispositivo con pantalla y acceso a internet para interactuar con el contenido), en el que ya compiten firmas como Xbox (Microsoft), Google, Amazon, y posiblemente muy pronto Netflix; servicios como Ubisoft+ puede jugar como su boleto de entrada al sector cuyo valor potencial se estima rebase los 5,000 millones de dólares para 2023, de acuerdo con datos de la firma especializada NewZoo.

Un potencial que el mismo Lavoie entiende como el futuro del sector.

“Vamos a llegar a muchos más jugadores. Cuando piensas en dispositivos móviles y la capacidad de streaming vamos llevar juegos de gráficos demandantes o AAA, que hasta ahora están limitados a hardware más potente, a una mayor cantidad de jugadores o podremos crear experiencias mucho más profundas, gracias a tecnologías como la inteligencia artificial, que nos permitirá ejecutar parte del juego en la nube y no solo depender del rendimiento de una consola. Creo que ese sin duda es el futuro”, dice.

 

Siguientes artículos

Los reguladores financieros necesitan con urgencia controlar a las grandes tecnológicas: BPI
Por

El BPI, en un documento firmado por su director, Agustín Carstens, destacó ejemplos como China, donde las dos grandes fi...