Por María Guadalupe Sandoval Meza

En un mundo donde el cambio es lo único constante, debería resultar obvio que aferrarse a lo conocido es casi una sentencia de muerte. Al menos esto es así desde la perspectiva de los negocios donde el “Efecto Kodak” representa una de las mayores referencias de lo que no se debe hacer cuando la evolución toca la puerta.

El llamado gigante de la fotografía, con más de 140 años de historia, llegó a dominar 90% del mercado internacional en sus mejores épocas, pero la llegada del siglo XXI y la tecnología que trajo consigo internet resultaron insuperables. Al paso de los años, la fotografía digital y los nuevos intereses de los consumidores minaron sus ganancias hasta casi llegar a la quiebra. La lección fue dura pero contundente: para triunfar no solo se necesita apertura al cambio, sino también trabajar en una propuesta de valor y, sobre todo, enfocarse en el cliente.

 

PUBLICIDAD

El poder de un clic en los negocios digitales

Al paso de los años, han nacido nuevas necesidades y muchas empresas han surgido para satisfacerlas. Hoy podemos decir que las compañías más valiosas del mundo son digitales. En la actualidad, los consumidores se enamoran o se decepcionan en un clic, lo que hace la experiencia de usuario más compleja que nunca. Quienes han comprendido esta dinámica han logrado dar el salto a la era digital sin morir en el intento.

Uno de estos casos de éxito surgió en 1999 en Nueva York, Estados Unidos, cuando un grupo de cinco colegas creó Easyroommate, una plataforma en línea de departamentos compartidos. Para 2001, la competencia ya era feroz, fue entonces cuando el equipo vislumbró una revolución en el negocio de los anuncios clasificados que, hasta ese momento, se publicaban en papel.

En febrero de 2002, Karim Goudiaby se unió a la cuadrilla como un entusiasta becario y comenzaron a trabajar para aprovechar el área de oportunidad que se abría ante sus ojos.

Para 2004, los emprendedores llevaron Vivastreet a 10 países de Europa y, tras cosechar éxitos, América Latina se convirtió en su siguiente destino.

“En Latinoamérica las condiciones del mercado se prestaban para hacer un lanzamiento similar, había muchos clasificados en papel que ganaban mucho dinero, pero no ofrecían un servicio de calidad. Por ejemplo, tenías que escribir tu anuncio con abreviaciones cuando ya existía la tecnología para agregar fotografías y texto libre. Incluso se cobraba por espacio adicional, mientras internet te lo ofrecía todo de forma gratuita. Esa fue la revolución de los clasificados. En Estados Unidos, la industria en papel valía cerca de 12 mil millones de dólares y desapareció casi de un día para otro a causa de la disrupción digital”, afirma el propio Goudiaby, quien más tarde se convertiría en accionista de la empresa y en uno de los actores principales del crecimiento de ese negocio en México.

 

Comprados por un gigante: eBay

Hacia 2012, la inversión ya era considerable en los países de América Latina y su presencia creció principalmente en Argentina, Brasil, Colombia y México. Para entonces, el mercado ya era más o menos dominado por grandes jugadores -como Schibsted y OLX-, así que el grupo concentró sus esfuerzos en desarrollar el mercado mexicano al considerar su enorme potencial. En 2013, Karim Goudiaby se trasladó a nuestro país para abrir sus oficinas, reclutar a su equipo y comenzar operaciones.

A miles de kilómetros, en países como Marruecos, el gigante del comercio electrónico, eBay, ya había lanzado la plataforma iBazar de anuncios clasificados e intentó hacer lo mismo en tierra azteca, pero terminó por adquirir Vivastreet que ya figuraba como un actor destacado en clasificados. Tras llegar a un acuerdo, eBay adquirió la empresa que, a la postre, se convertiría en Vivanuncios.

En la actualidad, Vivanuncios cuenta con 80 empleados, invierte millones de dólares en publicidad digital y sus dígitos reflejan su crecimiento. Entre 2015 y 2017 el número de anuncios diarios subidos a su plataforma aumentó 130% al pasar de 7,078 a 16,305; y su tráfico mensual pasó de 15 millones 497 mil 871 visitas a 25 millones 132 mil 100.

 

Año Anuncios Diarios
2015 7078
2016 12017
2017 16305
Año Tráfico Mensual
2015 15,497,871
2016 18,891,210
2017 25,132,100

 

Fuente: Vivanuncios

“Nuestros clasificados son plataformas que permiten a las personas comprar o deshacerse de cosas sin tener que pasar por internet o usar tarjeta de crédito, favorecemos el contacto local y el reciclaje de productos, porque no siempre es necesario comprar algo nuevo cuando alguien en tu colonia o ciudad tiene un producto que podrías usar. Eso es importante porque en un mundo más y más digitalizado, Vivanuncios ha contribuido al desarrollo de las comunidades”, explica Karim Goudiaby.

 

Un nuevo objetivo: el mercado inmobiliario

Con paso firme, la plataforma de anuncios clasificados ahora se concentra en conquistar el mercado de los bienes raíces con base en dos estrategias fundamentales: el ofrecimiento de herramientas web que permiten a los agentes inmobiliarios autogestionar sus anuncios y con ello aumentar sus ventas; y la profesionalización del sector por medio de cursos presenciales y en línea que les permitan dar el salto a la era digital sin descalabros.

“Lo bueno de nuestra industria es que siempre cambia, siempre hay cosas que aprender. Hay que saber hacer SEO, SEM, experiencia de usuario, contenido en redes sociales, publicidad en línea, etcétera. Me encanta esa obsesión por la optimización porque es algo que todos queremos”, finaliza Karim.

 

Siguientes artículos

Es hora de eliminar lo perfecto y crear lo imposible: Seth Godin
Por

Seth Godin llamó a los empresarios presentes en el WOBI Humanification a tomar riesgos y liderar a la sociedad de hoy en...