La fortuna de Dov Charney pasó de más de 500 millones en 2007 a unos 35 en la actualidad, pero él mantiene la fe de que algún día llegará a la lista de Forbes.

 

Por Clare O’Connor

 

En 2011, American Apparel parecía estar en las últimas. La cadena de camisetas hipsters estaba, según versiones, al borde de la  quiebra, o incluso de la liquidación.

En ese momento, el fundador de la compañía y recientemente destituido CEO Dov Charney enfrentaba acusaciones de haber mantenido en cautiverio a una empleada en su casa para hacerla su esclava sexual.

Las acciones de la marca con sede en Los Ángeles cayeron a 70 centavos en abril de ese año, por debajo del máximo histórico de 15.80 dólares a finales de 2007.

Aun así, Charney tenía fe en que las cosas lograrían retomar su curso, al menos así lo dijo en una entrevista a Los Angeles Business Journal en abril de 2011. “Yo voy a ser uno de los multimillonarios en Los Ángeles algún día. Tengo sólo 42 años … todavía tengo tiempo.”

Durante el breve apogeo de American Apparel, Charney bien pudo haberse abierto camino a la Lista de multimillonarios de Forbes.

Cuando la compañía salió a bolsa en un acuerdo con Endeavor Acquisition, en 2007, el valor de mercado de la participación de Charney era de 458.2 millones de dólares (mdd), según documentos presentados ante la SEC.

En la cúspide de la popularidad en bolsa de American Apparel, a mediados de diciembre de ese año, con el valor de las acciones en 15.80 dólares, la participación de Charney habría valido poco más de 550 mdd.

Él no compró ni vendió una sola acción hasta el 2009, después de un acuerdo de refinanciamiento con Lion Capital LLP. Compró 855,000 en acciones a un precio promedio de 3.12, el 20% del valor de dos años antes.

Desde entonces, Charney —alguna vez un firme creyente en su marca— ha mantenido el rumbo, ejerciendo algunas opciones sobre acciones durante los años, pero no se ha deshecho más que de un puñado de acciones.

Hoy, sus 47.2 millones de acciones (27% de la compañía) tienen un valor aproximado de 35 mdd. Las acciones de American Apparel no han cotizado por encima de los 80 centavos de dólar desde marzo.

Su salario anual, que superó los 14.5 mdd en 2012, es ahora de un millón.

Aunque Charney sigue siendo increíblemente rico para los estándares normales, está muy lejos de hacerse un lugar en la lista Forbes. Ahora, bajo investigación por presunta mala conducta y peleando en los juzgados su derecho a permanecer a bordo de su compañía, parece improbable que Charney llegue algún día al club de los multimillonarios.

En esa misma entrevista con el Los Angeles Business Journal en 2011, cuando se jactó de su éxito precoz, Charney parecía consciente del impacto que su excesivo estilo de vida podría tener en American Apparel:

“Claro que sería mejor si nunca nos arriesgáramos. Sería mejor si lleváramos una camisa de fuerza en una habitación blanca cerrada, sin interacción alguna. Podríamos vivir mucho más tiempo en cautiverio. Pero esto se trata de vivir libre o morir.”

 

Siguientes artículos

¿Qué hay detrás del mejor año de Kim Kardashian?
Por

Kim K ganó 28 millones de dólares en los últimos 12 meses, rompiendo, por mucho, su propio récord. ¿Su secreto? La diver...