Jeffrey Simmons, presidente de Elanco, empresa productora de fármacos para conservar  la salud animal, se ha convertido en un rockstar de la farmacéutica del ramo y le cuenta a Forbes México  sus planes en el país.

 

A los 7 años, Jeffrey Simmons tuvo ante sus ojos la peor de las escenas que un cultivador de uvas podría observar: Un fuerte granizo destruyó toda la producción de fruta que se cultivaba en la granja familiar.

“Vi cómo todas las uvas se venían al suelo, y recuerdo perfectamente que veía mis zapatos y luego veía la cara de mi papá con gran sorpresa: era la primera vez que lo veía llorar”, recuerda el presidente de Elanco Animal Healt, división de salud animal del gigante farmacéutico Eli Lily and Company.

PUBLICIDAD

En aquella ocasión, el padre de Simmons no sólo lloraba porque había perdido toda la producción de uvas, sino porque toda la gente que trabajaba en su granja se había quedado sin empleo. Ese día fue uno de los más tristes por las familias que se quedarían sin comer, pero también fue la ocasión para que la visión personal de Jeff, como lo llaman sus amigos y la comunidad farmacéutica, cambiara para siempre.

Hoy busca ofrecer soluciones al mundo entero para aumentar la capacidad de producción de leche y alimentos cárnicos para paliar el hambre del mundo.

Para 2050, la población mundial llegará a los 9,000 millones de habitantes, y se estima que la producción de alimento tendrá que incrementarse 70%, de acuerdo con proyecciones de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés). La misión del también vicepresidente de Eli Liliy y otras empresas farmacéuticas es contribuir con sus productos a alejar el fantasma del hambre.

Sin embargo, el camino por acabar con el desabasto de alimentos también deja ganancias por las que compiten las grandes farmacéuticas. En 2013, Elanco obtuvo ventas globales por 2,010 millones de dólares, lo cual representó 9.3% de la facturación total de su empresa matriz en Indianápolis, la cual se ubicó en 23,113 mdd.

México es la segunda operación más importante para la compañía en América Latina, y también una de las apuestas principales para acrecentar el negocio y producir las próximas soluciones farmacéuticas que espera la medicina animal, mientras que la regulación es el reto a vencer en un entorno que requiere actuar con rapidez.

 

Cómo es el líder del negocio

Más de 2,000 personas observan atentas su exposición. Un pizarrón con dos plumones y una presentación digital son las herramientas que le permiten a Jeff desplazarse a lo largo del escenario que se ha montado en uno de los salones del Centro de Congresos de Querétaro.

Al término de su participación en el 13 Congreso Panamericano de la Leche, un grupo de jóvenes se acerca a Simmons para pedirle autógrafos y fotografías. Para muchos de los asistentes, es el rockstar de la farmacéutica.

El ejecutivo reconoce que los CEO globales de empresas de tecnología, como Apple, han mostrado cómo llevar a los consumidores la importancia de sus productos, y él quiere retomar el ejemplo para llevar su mensaje: el planeta tiene hambre.

En 2008, Jeff Simons se convirtió en presidente de la subsidiaria de Eli Lilly para llevar al negocio por un rumbo distinto que le permita aportar al negocio. El crecimiento poblacional es uno de los temas en los que el ejecutivo  no quita el dedo del renglón.

“Creemos que la manera de alimentar el mundo es a través de la innovación y mostrar un liderazgo en la responsabilidad social”, dice el CEO.

Actualmente, entre 10 y 20% de las ventas se reinvierten en temas de innovación e investigación, mismos porcentajes que los destinados por Eli Lilly.

Los productos de Elanco en México permiten a los productores obtener una producción de leche adicional del orden de 100 millones de litros, es decir, cerca de 1% de la producción.

Pero el entorno de negocio no es sencillo. Elanco compite con firmas como Bayer, Zoetis, MSD y Merial

Una de las estrategias que ha encontrado para crecer es por vía de las adquisiciones. El 22 de abril pasado, Elanco adquirió la división de salud animal de Novartis por 5,400 mdd, así como la compra de Lohmann Animal Health.

El líder de Elanco no descarta que el crecimiento prosiga por esta vía, pero advierte que existen otras prioridades en su mente.

El crecimiento de la compañía ha sido de 15% anual, del cual el 10% ha sido orgánico y el 5% restante por adquisiciones.

“Compramos empresas para crear nuevas oportunidades y no para fundamentar nuestro crecimiento”, explica Jeff.

 

La promesa

Para Simmons, Estados Unidos es un mercado en que la compañía se encuentra bastante fortalecida, por lo que América Latina y Asia son las grandes promesas.

México no sólo le va a permitir a Elanco incrementar la venta de sus productos, sino también para generarlos a través de la investigación, como sucede en Canadá, Estados Unidos y Australia.

La oferta en la que se especializa la farmacéutica es aditivos alimenticios, por lo que los productos por desarrollar son vacunas y enzimas, que podrían salir de México.

“La perspectiva es enriquecer la vida de la gente desde dos frentes: producción animal y animales de compañía”, dice el CEO de Elanco.

Sin embargo, el reto a vencer es flexibilizar el sistema regulatorio para las empresas farmacéuticas, ya que las fases de prueba ante la autoridad y las firmas llegan a durar hasta 10 años, mientras que una patente expira en 20 años, es decir, sólo resta una década para la comercialización del producto final.

El objetivo es registrar los medicamentos en México. Hay oportunidades de lanzar productos desde México con el apoyo de productores y universidades, siempre que lo permita el gobierno mexicano.

Jeffrey Simmons no quiere que las imágenes fatales de un mundo sin alimentos se multipliquen, y sabe que México tiene una promesa en este sentido: “Aún se necesita producir más alimento en México, pero ha avanzado en los últimos años y Elanco ve la oportunidad de que el país en el futuro sea uno de los cinco países que alimentarán al mundo. En eso estamos trabajando.”

 

[youtube id=”fIYf_h4YwHA” width=”620″ height=”360″]

 

Siguientes artículos

Fed: el riesgo de que estallen las burbujas
Por

Alan Greenspan, ex presidente de la Fed, declaró recientemente que salir de tantos años de dinero barato será “imposible...