EMC Corporation hoy opera en los 5 continentes, los cuales le generan ingresos anuales por el orden de los 21,713 mdd.

 

Tal vez el primer acercamiento de esta empresa con una computadora fue tan sólo por el suministro del mueble que la resguardaba. Hoy, se encuentra al interior de los ordenadores de miles de empresas a nivel mundial que integran sus productos de software.

“EMC Corporation empezó como un proveedor de equipos de oficina que vendía muebles y ese tipo de cosas, y fue evolucionando hacia el mundo de la tecnología”, dice Octavio Márquez, director general en México de la empresa de software que cotiza en los mercados accionarios de Estados Unidos (EU).

PUBLICIDAD

Pero los muebles han quedado en el pasado y ahora la empresa compite con jugadores como Microsoft y Hewlett Packard (HP), mientras que se ostenta como líder en el mercado de almacenamiento de Cloud y Big Data.

Tan sólo el año pasado, la empresa obtuvo ingresos totales por 21,713 millones de dólares (mdd), lo que representó un incremento de 7.8% respecto al 2011, cuando registró en el mismo rubro 20,007 mdd.

En México, EMC quiere cambiar la cultura de las empresas hacia la inclusión de productos tecnológicos, enfocados, principalmente, en Cloud, Big Data y seguridad.

 

La fórmula EMC2

Uno de los primeros productos que lanzó la empresa fundada por Richard Egan, ex gerente de Intel, y Roger Marino, fueron equipos multiplataforma para la lectura de discos, un sistema innovador en aquél momento, cuando los dispositivos sólo funcionaban para una sola marca.

Esa fue la primera ola de crecimiento que tendría la estadounidense, aunque no sería la única fórmula para avanzar en el mercado que ocuparían las grandes firmas tecnológicas.

La búsqueda de nuevos mercados para extender la oferta de almacenamiento de datos llevó a EMC a cruzar la frontera de la Unión Americana e instalarse en México.

Sin embargo, esta incursión no significó la llegada de un  ejército de ingenieros y especialistas, para ese momento la compañía sólo contabilizaba un empleado en el país: Octavio Márquez, su actual director general.

“En un periodo de 14 años hemos pasado de ser una empresa de un empleado a ser hoy una empresa de casi 400 empleados”, recuerda Márquez.

Y a pesar de que el ejecutivo se ausentó durante algún tiempo para ocupar la presidencia y dirección de HP en México, desde hace dos años está de regreso con el objetivo de llegar a más empresas e incrementar las ventas en el país.

Actualmente, EMC Corporation visualiza a México como uno de los países con mayor potencial para la adopción de tecnologías de almacenamiento de grandes volúmenes de datos y seguridad electrónica por parte de las empresas.

La compañía clasifica al país dentro de un grupo que denomina ‘mercados de rápido crecimiento’, dentro de los que se encuentran África, Indonesia, Turquía, Rusia, India y Brasil.

“La apuesta que estamos haciendo es poder llevar estas tecnologías, que en los últimos 40 años han estado reservadas a los grandes corporativos a cualquier tamaño de empresa”, asegura Márquez.

El reto de EMC es llegar a las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) que integran el grueso de la economía nacional, pero, el directivo reconoce que cambiar la cultura empresarial respecto a la adopción de herramientas tecnológicas es uno de los principales retos a vencer.

En México, los ingresos de la tecnológica provienen en un 30% de la venta de productos y servicios al sector gobierno, y el 70% restante de las empresas.

“El siguiente paso es la masificación de la tecnología”, dice Márquez.

Crecimiento al cuadrado

EMC cuenta con alrededor de 10,000 clientes a nivel nacional, y espera que se incremente al 2016, cuando el número de sus empleados podría duplicarse y aprovechar la capacidad operativa que ofrecen sus dos oficinas en el país.

En el mercado de almacenamiento de datos, tienen el 52% del mercado mexicano.

Durante 2012, la compañía alcanzó activos totales por 38,068 mdd, un crecimiento del 9.4% respecto a 2011, cuando la empresa reportó 34,469 mdd.

Octavio Márquez dice que el cambio de los paradigmas tecnológicos reconfigurarán el mercado, lo que ofrecerá una oportunidad a EMC.

Por lo pronto, el directivo rememora su pasado y el de la empresa: “Cuando empecé en EMC y apenas era un start-up si hablamos de mi oficina en aquéllos tiempos era el asiento trasero de mi coche, la bodega era la cajuela, y ver hoy lo que hemos logrado en tan sólo 14 años y los planes que tenemos hacia el futuro, la verdad es que me siento muy contento y muy orgulloso”.

 

Siguientes artículos

Reforma hacendaria, quedar mal con todos
Por

Aumentar los impuestos por diversas vías, sobre todo a los que siempre los han pagado, equivale  a una injusta reducción...