El Departamento de Comercio dijo que la cifra subió a 41,800 millones de dólares, debido al alza de importaciones; la brecha comercial se ha mantenido estable desde que cayó en julio.

 

Reuters

WASHINGTON  – El déficit comercial de Estados Unidos creció más de lo esperado en septiembre debido a que las importaciones subieron a su nivel más alto en casi un año.

PUBLICIDAD

El Departamento de Comercio dijo que la brecha comercial se incrementó a 41,800 millones de dólares (mdd), el nivel más alto desde mayo. El déficit de agosto en la balanza comercial fue revisado levemente a la baja a 38,700 mdd, desde la cifra reportada previamente de 38,800 mdd.

Economistas encuestados por Reuters esperaban una leve alza del déficit a 39,000 millones en septiembre.

Ajustado por inflación, el déficit comercial aumentó a 50,400 mdd, el mayor desde mayo, frente a un saldo negativo de 47,400 mdd el mes anterior. Esta medida va al cálculo del producto interno bruto (PIB).

El aumento del llamado déficit comercial real en septiembre sugiere que el Gobierno probablemente reducirá su estimación inicial del PIB para el tercer trimestre.

El comercio contribuyó con 0.31 puntos porcentuales al ritmo de crecimiento anualizado de un 2.8% de la economía estadounidense en el tercer trimestre.

El promedio móvil de tres meses para el déficit comercial, que elimina la volatilidad mensual, aumentó a 39,700 mdd en los tres meses hasta septiembre, desde 37,300 mdd en el trimestre previo.

El déficit comercial se ha mantenido estable desde que cayó con fuerza en julio, cuando vaciló tanto la demanda interna como global.

La exportación de bienes y servicios bajó un 0.2%, a 188,900 mdd, en septiembre, en su tercer mes consecutivo de declives.

Las importaciones subieron un 1.2%, a 230,700 mdd, el mayor nivel desde noviembre del año pasado. Las importaciones de automóviles y partes fueron las mayores jamás registradas.

Pero como el gasto del consumidor se desaceleró significativamente, algunos de los bienes importados podrían terminar acumulándose en almacenes.

Eso podría hacer que las empresas estén renuentes a seguir reabasteciendo sus inventarios y la desaceleración en acumulación de inventarios minaría el crecimiento del PIB en el cuarto trimestre.

Las importaciones desde China aumentaron en septiembre, lo que aumentó el polémico déficit comercial de Estados Unidos con China a un récord de 30,500 mdd

 

Siguientes artículos

Francia detiene recuperación de zona euro
Por

En los tres meses hasta septiembre, la economía combinada de los 17 países que comparten el euro creció en un 0.1%, meno...