México registró un déficit de 5,528 millones de dólares (mdd) en su cuenta corriente durante el tercer trimestre de 2017, lo que representó un 1.8% del Producto Interno Bruto (PIB), aunque resultó menor a la observada en el mismo periodo del año previo, cuando fue del 2.3%.

En su reporte sobre la balanza de pagos, el Banco de México (Banxico) señala que el déficit de la cuenta corriente fue resultado de créditos por 118,226 mdd y débitos por 123,754 mdd; y que como proporción del
PIB, el déficit de la cuenta corriente se ubicó en 1.6% en el acumulado de enero a septiembre, también por debajo de niveles registrados en 2016.

“El saldo negativo de la cuenta corriente en el tercer trimestre del año se derivó de la combinación de déficits en la balanza de bienes y servicios por 9,552 millones de dólares y en la de ingreso primario por 3,123 millones de dólares, y de un superávit en la balanza de ingreso secundario por  7,147 millones de dólares”, indicó el banco central.

Lee también: Economía de México se contrae por impacto del sector petrolero

PUBLICIDAD

También reportó que la cuenta financiera de la balanza de pagos registró en el tercer trimestre un endeudamiento neto que implicó una entrada de recursos por 9,206 mdd.

Dicho saldo fue reflejo de la combinación de endeudamientos netos de 6,766 mdd, por concepto de inversión directa, y de 7,216 mdd, en inversión de cartera; de una disminución en los activos de reserva de 1,193 mdd; y de que se presentó un préstamo neto al resto del mundo de 3,808 mdd, en el rubro de otra inversión; y de 2,162 mdd en el renglón de derivados financieros.

Banxico agregó que el aumento anual en el déficit comercial petrolero se vio contrarrestado por menores déficits en la balanza comercial no petrolera y en la balanza de ingreso primario, así como por un incremento en los superávits de las cuentas de remesas y de viajes.

 

Además de que continuó ampliándose el saldo negativo que ha mostrado la balanza comercial petrolera desde el último trimestre de 2014.

Lee: Actividad económica del país retrocede en septiembre

Por otra parte, el menor déficit de la balanza comercial no petrolera se observó en un contexto en el que el fortalecimiento de la actividad económica a nivel global ha contribuido a que las exportaciones manufactureras de México continúen recuperándose, en especial las de productos automotrices, y en el que el tipo de cambio real se ha ubicado en niveles elevados.

Indicó que los precios de los activos financieros continuaron aumentando en la mayoría de las economías avanzadas y en algunas emergentes, y en ese contexto la economía mexicana siguió captando recursos a través de la cuenta financiera, principalmente por concepto de inversión directa y de cartera.

“No obstante, hacia adelante no pueden descartarse nuevos episodios de volatilidad debido, entre otros posibles factores, a un apretamiento de las condiciones financieras globales mayor a lo actualmente anticipado por los mercados”, apuntó en su comunicado.

 

Siguientes artículos

mexico-billete-economia
Hacienda mantiene su estimación de crecimiento para este 2017
Por

Durante el tercer trimestre de este año se registró una disminución en el PIB de 0.3% comparado con el del trimestre pre...