Según datos de Facebook, los fans que siguen a sus marcas favoritas consumen cinco veces más que los que no. Razones de peso para tomar a las redes sociales en serio y utilizarlas como una herramienta y no como una de las tantas actividades de los trainees.

 

Por Sol Szymanski *

 

PUBLICIDAD

Muy lejos quedaron los tiempos en que el consumidor se sentaba a ver la TV o a leer una revista para ser expuesto a miles de mensajes  sin que supiéramos qué sucedía después:  ¿lo vio el target correcto? ¿cambiaron de canal mientras salía nuestro spot?

En aquel entonces era común sentarnos a esperar a que los consumidores corrieran a las tiendas a comprar nuestras marcas y tener una cierta relación o un pequeño lugar en su corazón.

Hoy todo es distinto. El momento que estamos viviendo nos da una oportunidad mucho más grande y mejor,  y no todos están sacando el provecho que deberían.

Tristemente las empresas, grandes y pequeñas, ven las redes sociales como un requisito en lugar de un punto de contacto, y dejan esa responsabilidad a gente sin experiencia, que no ven que una buena estrategia puede ser más eficiente, puntual y dirigida a su target que un comercial en las cadenas nacionales en horario AAA.

Mucho se habla de las redes sociales y pocos entienden su relevancia cuando se trata de una marca. Hasta el momento no hay gerente de marca que no quiera tener su fan page llena de miles o millones de fans, como si se tratara de Roberto Carlos y su millón de amigos.

Pero tener una fan page o una cuenta en cualquier red social no es cuestión de moda o de capricho mercadológico. Hay que tener un objetivo claro y trabajar por él todos los días. Entender que las redes sociales son nuestro contacto más inmediato y cercano con nuestros consumidores.

En las redes sociales, como todo en la vida, lo importante es la calidad y la importancia de lo que se dice a la gente correcta, pero sobre todo saber por qué y para qué se dice. El éxito no se mide en “likes” RT o Fav de perritos y gatitos, debe ser el resultado de un contenido relevante y congruente, que genere crecimiento y engagement de los usuarios hacia nuestras marcas.

Nunca habíamos tenido y estado tan a la mano de nuestros consumidores, hoy sabemos qué piensan, qué quieren, cómo les funcionan nuestros productos, en qué podemos mejorar, quiénes son (dejando atrás aquellos estudios de mercado, tan amañados en ocasiones) y hablar “cara a cara” con ellos en tiempo real. Y lo más importante, tener presente que ellos están ahí por gusto, y que mientras los atendamos, los tendremos cautivos y participativos.

Atualmente 93% de los internautas mexicanos acceden a las redes sociales. México está en quinto lugar de usuarios de Facebook, en séptimo en Twitter y el 60% está inscrito en YouTube. Según datos de Facebook, los fans que siguen a sus marcas favoritas consumen 5 veces más que los que no. Razones de peso para tomar a las redes sociales en serio y utilizarlas como una herramienta y no como una de las tantas actividades de los trainees.

Las redes nos han atrapado en nuestras relaciones sociales, personales y laborales. Pero quienes más se pueden ver beneficiadas son las empresas que las utilicen de manera relevante y diferenciadora. Los consumidores están esperando eso de nosotros.

*Sol Szymanski  es Coordinadora de Servicios Creativos en DAN México

 

Contacto:

www.digitalartsnetwork.com.mx

Twitter: @TBWADAN_MX

 

 

Siguientes artículos

¿Para qué medir el ROI en redes sociales?
Por

Una revisión profunda del ROI implica explicar el comportamiento de las ventas, determinar qué factores y con qué import...