Tras una larga batalla con los accionistas, entre los que se encuentra el activista Carl Icahn, el multimillonario buscará enfocar los esfuerzos de Dell en software y servicios para negocios.

 

Por Nathan Vardi

 

PUBLICIDAD

El multimillonario Michael Dell, CEO de Dell, dijo ayer que hacer privado al fabricante de computadoras desatará la creatividad y la confianza de la compañía que fundó en un dormitorio de la universidad en 1984, mientras intenta reinventarse y enfocarse en software y servicios para negocios.

“Este es sin duda un gran momento para nuestros clientes y nuestra compañía”, dijo Dell durante una conferencia telefónica. “Al sacar a Dell de la bolsa, planeamos volver a nuestras raíces, enfocándonos en el espíritu emprendedor que hizo  Dell Una de las compañías de más rápido crecimiento y mayor éxito en la Historia.”

Finalmente Michael Dell obtuvo la aprobación de los accionistas para comprar la compañía en 25,000 millones de dólares (mdd) el jueves, superando meses de oposición de algunos de los mayores tenedores, como el multimillonario Carl Icahn y Southeastern Asset Management. Michael Dell se ha asociado con la empresa de capital privado Silver Lake, en un esfuerzo por hacer a Dell privado y tratar de generar valor sin la presión ni el escrutinio del mercado de valores.

La idea detrás de la compra es una moverse de forma radical del menguante sector de las computadoras personales hacia el negocio del software y servicios para negocios. Una medida que hará que Dell luzca más como IBM. Michael Dell quiere centrarse en áreas como el cómputo en la nube, software de seguridad, Big data y software móvil.

La batalla para sacar a Dell de la bolsa duró más de un año. Ahora, Michael Dell y sus socios deben darse prisa para transformar a una empresa que vio sus ingresos caer 72% durante el último trimestre. La campaña dirigida por Icahn en contra del acuerdo no pudo parar a Dell, aunque sí hizo que aumentara su oferta y pagara 13.75 dólares por acción y un dividendo especial de 13 centavos, junto con el dividendo del tercer trimtestre de la compañía. Icahn dijo que Michael Dell estaba abaratando a la compañía y que el sufrimiento de los accionistas se desvanecería con los beneficios potenciales de la empresa.

Michael Dell Planea cerrar la operación el 1 de noviembre, con lo cual controlará el 75% de la compañía. “Todavía tenemos un largo camino por recorrer y muchos retos por enfrentar”, dijo. “Sin embargo, bajo una nueva estructura de empresa privada, tendremos la flexibilidad para acelerar nuestra estrategia y perseguir inversiones orgánicas e inorgánicas sin el escrutinio, metas trimestrales y otras limitaciones impuestas a las empresas públicas.”

 

Siguientes artículos

Ley y democracia
Por

Los gobiernos, tanto el de la Ciudad de México como el Federal, han hecho todo lo que ha estado en sus manos para logar...