Una carta de un remitente anónimo derivó en una investigación al interior de Grupo Televisa sobre un supuesto fraude por 1,000 millones de dólares, reveló The Wall Street Journal (WSJ).

La carta fue enviada como archivo adjunto por correo electrónico a miembros del consejo de Univisión, en la que participa Televisa, y presuntamente también al Departamento de Estado de Estados Unidos

De acuerdo con el rotativo, la misiva denuncia que el dinero en cuestión provino de la venta de infomerciales a gobiernos estatales, al gobierno federal y a partidos políticos.

En el texto se señala directamente al vicepresidente ejecutivo de Televisa, Alfonso De Angoitia, y al de administración y finanzas, Salvi Foch, como los responsables.

PUBLICIDAD

Angoitia negó irregularidades, según el periódico.

WSJ señala que tanto la empresa y de Angoitia negaron la veracidad de esos hechos, en tanto que el bufete de abogados de Nueva York Wachtell, Lipton, Rosen & Katz lleva a cabo la investigación.

El dinero habría llegado en efectivo dentro de maletas al Estadio Azteca, éste sería registrado como ingresos correspondientes al cobro por eventos especiales celebrados en el inmueble.

El periódico puntualizó que la identidad del emisor del mensaje no ha podido ser determinada.

“La carta está llena de errores gramaticales y ortográficos. Incluye detalles personales acerca del señor De Angoitia como su registro federal de causantes, los nombres de sus guardaespaldas y un diagrama de un departamento que posee en Manhattan”, expuso The Wall Street Journal.

Televisa y el bufete de abogados dicen que la investigación continúa y que, hasta el momento, las acusaciones han demostrado ser “ficticias y sin fundamentos”.

En una respuesta enviada a The Wall Street Journal, Emilio Azcárraga, dijo que la carta es un “intento orquestado para infligir un daño a la reputación dela compañía y de sus empleados”.

Alfonso de Angoitia, vicepresidente Ejecutivo y presidente del Comité de Finanzas de Grupo Televisa, apreció dentro de la investigación de los Panama Papers, los cuales se dieron a conocer a principios del mes de abril.

Angoitia rechazó que haya realizado algún acto indebido o evadido impuestos por la compra de una empresa en Bahamas.

Estos documentos revelan que algunas firmas domiciliadas en paraísos fiscales habrían sido utilizadas para el lavado de dinero, el tráfico de armas y drogas, así como para la evasión de impuestos.

 

Siguientes artículos

crecimiento económico-manufactura
Muchos ingenieros en México, pero poco preparados: industria de autopartes
Por

De los casi 750,00 empleos privados que se genera en la industria automotriz, el 88% corresponde al sector de autopartes...