El integrante de la Junta de Gobierno de Banxico, Manuel Sánchez, indicó que los riesgos para inflación están relacionados con la debilidad del peso mexicano.

 

Los riesgos al alza de la inflación deben ser monitoreados debido a la posibilidad de efectos de segundo orden, dijo Manuel Sánchez, subgobernador del Banco de México (Banxico), en una presentación publicada el martes.

PUBLICIDAD

En un evento en Budapest, Sánchez destacó que los riesgos incluyen persistente debilidad del peso mexicano.

Sin embargo, el funcionario dijo que la debilidad de la moneda mexicana ha tenido hasta ahora un modesto impacto en la inflación, que se ha ubicado en niveles mínimos históricos.

La inflación se moderó en octubre a un 2.48%, por lo que alcanzó un nuevo mínimo histórico, mostrando que una fuerte depreciación del peso tuvo poca presión sobre los precios al consumidor.

El índice general registró en octubre un alza de 0.51%, menor a 0.53 % previsto por los analistas, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

México lleva reportando niveles mínimos históricos de inflación desde mayo.

En su reporte trimestral de inflación, Banxico indicó que el principal riesgo para el índice de precios al consumidor es que la depreciación del peso propicie un aumento de precios en un conjunto amplio de bienes y servicios, y contamine las expectativas de inflación.

El instituto central estimó que la inflación se ubicará por abajo del 3% en lo que resta del año, mientras que espera que en 2016 ésta se coloque cerca de su objetivo de 3%.

Con información de Reuters.

 

Siguientes artículos

El big data llegó al negocio de la cannabis
Por

¿Cómo apoyar a los crecientes emprendedores en la industria de la mariguana? New Frontier Financial se dedica, a través...