La aparición de un felino polar congelado y mantenido a la perfección que ganó las redes sociales, no es el primer fenómeno de este tipo, como el reciente hallazgo tras nuevos derretimientos en Mongolia que revelan más detalles de la vida en la edad de bronce.

Los derretimientos en Mongolia, a consecuencia de la crisis climática que ve la desaparición de parches en gran cantidad de superficies de hielo en todo el mundo, revelaron una cantidad de objetos del pasado, en frágil, pero buen estado.

Tras los derretimientos, los investigadores que dieron con las revelaciones están tratando de recolectarlos antes que los parches restantes y los propios objetos desaparezcan.

Así es que un grupo de académicos de la Universidad de Colorado, el Museo Nacional de Mongolia y científicos que colaboran con la organización, dirigidos por el arqueólogo William Taylor tomaron la vanguardia al momento de estudiar y proteger los vestigios del pasado emergentes en los picos de Mongolia.

Uno de los recientes hallazgos corresponde a herramientas fabricadas y utilizadas por los primeros cazadores que vivieron en ese área, en el pasado.

Los objetos fueron construidos con material blando, que rara vez sobrevive a la erosión en condiciones regulares, y mucho menos ante el implacable clima mongol.

Pero, si se preservan en hielo, los elementos se conservan durante siglos en sus estados originales, lo que ahora permite su análisis.

Según lo informado por Taylor, los parches de hielo en el oeste de Mongolia revelaron al equipo una flecha todavía en una pieza, que data de la edad de bronce.

“La gente de la región ha sido clasificada durante mucho tiempo como sociedades de pastoreo”, explica Taylor.

En este sentido, añade que “mis colegas y yo descubrimos que los glaciares y parches de hielo de Mongolia también contenían artefactos de caza, como lanzas y flechas, y restos esqueléticos de animales de caza mayor, como ovejas argali, que abarcan un período de más de tres milenios”.

Lee más OnlyFans prohibirá publicaciones de sexo explícito a partir de octubre

Los primeros derrerimientos, no solo en Mongolia

Foto Journal Plos.org

El hielo, en la actualidad, también es fundamental para los animales grandes que dependen de él para refrescarse en los meses de verano.

Por estos días, es posible encontrar caribues, alces, ovejas, bisontes e incluso renos domésticos tratando de tomar un descanso del calor, sobre las pocas ‘manchas’ de nieve.

Foto Journal Plos.org

Taylor espera que a través del análisis de estos datos, junto con los artefactos, los científicos puedan estudiar cómo las personas en el pasado se adaptaron a los cambios ecológicos de su tiempo, “y tal vez ampliar el conjunto de herramientas para enfrentar la crisis climática del siglo XXI”.

Los hallazgos de hielo glacial a nivel mundial comenzaron con descubrimientos como el de una flecha recuperada de un parche de hielo en Oppdal en Noruega en 1914.

Como era de esperar, ese fue un verano muy caluroso, e invariablemente los objetos aparecidos en esos derretimientos, son relacionados con esos veranos.

Las revelaciones también fueron registradas en en otros sitios como en la Columbia Británica, Canadá, durante el verano de 1925, donde un periódico describe una flecha encontrada en el deshielo de ese momento.

Incluso fueron dadas a conocer más apariciones en la mencionada localidad noruega durante los veranos más cálidos de la década de 1930, ola de deshielos que registró un freno hasta los años 90, y continúa ininterrumpidamente hasta la actualidad.

Te puede interesar Trailer final de ‘Eternals’ nos anticipa el fin del mundo

 

Siguientes artículos

Jueza de EU autoriza a los Boy Scouts pagar 850 mdd por abusos sexuales
Por

La decisión de una jueza de bancarrota permitirá a los Boy Scouts seguir adelante con un plan de reorganización que perm...