Unos 200 guardias de seguridad uniformados con playeras negras, apoyados por la policía municipal, desalojaron 16 hoteles y casas de la zona costera de Tulum, este viernes, afectando a los propietarios y al menos a 300 turistas extranjeros y nacionales.

“Armados con machetes, tubos, palos y piedras, sacaron a los huéspedes a partir de las ocho de la mañana del viernes y hasta el momento el saldo es de una decena de personas golpeadas”, escribió Carlos Águila Arreola, corresponsal del diario La Jornada.

Sergio Caballero, corresponsal de Proceso, informó que tras 20 años de litigio, actuarios del Juzgado Civil de Playa del Carmen, con el apoyo de elementos de la policía y guardias privados, ejecutaron la orden de desalojo.

“Según pobladores, se trata del mayor desalojo en la historia de Tulum, marcado en los últimos años por litigios por terrenos costeros”, anotó Caballero.

PUBLICIDAD

El corresponsal de Proceso agregó que el presidente de la Asociación de Hoteles de Tulum, Roberto Palazuelos, informó que la diligencia se deriva de un juicio promovido por el regiomontano Esteban Schiavon Magaña.

Carlos Águila Arreola, de La Jornada, explicó que algunos de los hoteles afectados son Morena del mar; Villa las Estrellas; Hotel Iguana Blue; propiedad de José Loret de Mola; Uno Astrolodge; Hotel Azúcar; Bahlam; Hotel Parayso; Hotel Coqui Coqui; Casa Privada Cocodrilo; Latente Rose; Cabañas El Caracol; Pico Beach; Ak’iin; Casa Géminis; Samasati; Belha; y dos propiedades privadas sin identificación.

“Se ejecutó un desalojo violento en la zona de gran plusvalía denominada Punta Piedra, por la orden de un juez del Juzgado Oral de Instrucción Intemperante de Primera Instancia del municipio de Solidaridad, a unos 16 posesionarios en un área de 2.6 hectáreas, en amañado juicio de desahucio, un procedimiento judicial que tiene por objeto la recuperación por el arrendador de un inmueble dado en renta”, informó La Palabra del Caribe. “En autos del expediente oral número 326/2016, relativo al Juicio Especial de de Desahucio, promovido por Erik Castillo Meraz, en su carácter de apoderado legal de los ciudadanos Mauricio Esteban, Ciro Miguel, José Rafael, y Francisco Saveria de apellidos Schiavon Magaña, en contra de Fernando Fuentes de la Cruz, fue dictado un auto el día 15 de junio”.

Palazuelos dijo a Proceso que estos predios son de Schiavon Magaña, pero que le fueron invadidos por dirigentes del ejido Pino Suárez, que a su vez vendieron a particulares.

“Los particulares desalojados este viernes fueron defraudados por los ejidatarios”, dijo al semanario.

“El hotel Ahau es mi propiedad y yo me arreglé con Esteban Schiavon Magaña. Investigué en el Registro Público de la Propiedad. Corroboré que no era del ejido, sino de él y llegamos a un acuerdo”, aseguró el también actor, a quién no le tocaron su propiedad.

Durante la charla con Proceso, Palazuelos alertó que vienen más órdenes de desalojo en lotes propiedad de otros dos empresarios regiomontanos.

 

 

Siguientes artículos

bill-gates
20 lecciones de vida de los padres de los millonarios Forbes
Por

La figura paterna ha sido determinante en el éxito de muchos de los empresarios más célebres del mundo. He aquí 20 casos...