EFE.- Una empresa de juguetes japonesa ha creado una muñeca con inteligencia artificial (IA) para conversar, mantener actividades y aliviar la sensación de aislamiento de las personas de la tercera edad tras el estallido de la pandemia de Covid-19.

Bautizada como Ami-chan, la muñeca ha sido desarrollada por la empresa Takara Tomy y cuenta con un chip de reconocimiento facial o de colores y una IA que le ayuda a desarrollar una personalidad y variar sus reacciones y conversaciones en función de la frecuencia de atención y el contacto con ella.

La empresa presentó recientemente su nuevo robot, nacido en el actual contexto de la pandemia, tras apreciar un aumento de la demanda de productos de comunicación entre las personas mayores, según explicaron en un comunicado.

El centro neurálgico de la Ami-chan se encuentra en el broche de su pecho, donde se ha instalado el chip y el dispositivo inteligente.

Lee: Así es como la Inteligencia Artificial puede ayudar a detectar diabetes y generar ahorros por 3,000 mdp

La muñeca, cuya apariencia ha sido diseñada para simular a una nieta pequeña y su voz es la de una niña, no robótica, cuenta con funciones de calendario para mantener conversaciones relacionadas con las distintas estaciones y épocas del año o los cumpleaños.

También ha sido preparada para cantar o recitar trabalenguas, actividades que se han demostrado que estimulan determinadas zonas del cerebro y contribuyen a mantenerlo activo para prevenir el deterioro asociado con el avance de la edad, o proponer comidas saludables.

Su tamaño, de 30 centímetros, facilita su manipulación y se trata de un objeto muy útil en el aislamiento que sufren las personas de la tercera edad, no solo por la falta de atención de sus parientes, en caso de tenerlos.

La firma de juguetes cuenta con una línea de productos comunicativos similares, conocida como Omnibot, a la que se suma Ami-chan y vale decir que el 40% de sus compradores tiene más de 65 años.

No te pierdas: Millennials ven más confiable un gobierno de inteligencia artificial que de políticos

Japón tiene una de las sociedades más envejecidas del mundo. En el país viven casi 36 millones de personas que superan dicha edad y unos 6 millones viven solas, según datos gubernamentales.

La pandemia de Covid-19 ha tenido un gran impacto en esta comunidad, que ha visto reducidas sus oportunidades de comunicarse con familiares o amigos debido a las medidas de distanciamientos social, que han acentuado su aislamiento.

Ami-chan se lanzará en principio en Japón el 27 de este mes y la empresa espera vender unas 50,000 unidades al año.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Afganistán talibanes
YouTube no permitirá cuentas sospechosas de pertenecer a talibanes
Por

Compañías de redes sociales de Estados Unidos se apresuran a aclarar públicamente sus normas respecto al grupo que tomó...