¿Qué competencias y habilidades son esenciales para el trabajo?, ¿cuáles se pueden aprender y desarrollar?

 

 

Por Mónica Flores

 

Laura recientemente terminó su carrera universitaria. Sin embargo, el panorama laboral no parece sencillo. En las entrevistas de trabajo a las que ha acudido hasta el momento, le preguntan una y otra vez sobre sus competencias y habilidades, le piden referencias o experiencia adquirida en empleos anteriores… pero ocupada en los estudios, no sabe cómo hacer frente a estos requerimientos. Gran parte de sus compañeros tampoco encuentran trabajo todavía, e incluso algunos de ellos se dieron por vencidos rápidamente y se han empleado en el mercado informal.

¿Existen esperanzas para Laura y para los jóvenes que, como ella, buscarán ingresar al mercado laboral?

 

Trabajar en la empleabilidad juvenil

Uno de los principales retos de Latinoamérica hoy es la informalidad laboral y el desempleo, sobre todo en jóvenes. La tasa de desempleo juvenil en 2013 fue de 14.5%, según datos de la OIT, lo que equivale a alrededor de 73 millones de jóvenes en esta situación. El 39% de los empleadores de la región dijo tener dificultades para cubrir vacantes en el mismo año. Paradójicamente, existe sobreoferta de trabajo, pero desabastecimiento de talento.

De acuerdo con el estudio #YoEmprendedor de ManpowerGroup, más de la mitad de las ofertas laborales a las que aplicaron los jóvenes resultaron en un rechazo por parte de la empresa. La principal razón fue la falta de experiencia. Esperar a terminar la carrera para incorporarse al mundo laboral ha quedado en el pasado. Es básico que los jóvenes realicen prácticas profesionales; así aumentará su competitividad.

Otra razón por la que las empresas no contrataron a estos jóvenes fue la falta de conocimientos. Existe una brecha entre la oferta y la demanda de talento. Los programas educativos actuales no se enfocan en la formación de las competencias y habilidades que se requieren hoy en día, tales como dominio del inglés, resolución de problemas, trabajo colaborativo y aprender a aprender.

En Human Age, el Talento es el mayor agente del crecimiento económico, por lo que es preocupante que uno de cada 10 jóvenes desempleados ya no tiene interés en aplicar a una oferta laboral. Por otro lado, el 73% de los que trabajan se encuentran en búsqueda activa de otro empleo.

Las empresas, gobierno, instituciones privadas e individuos deben colaborar para desarrollar el talento de los jóvenes. Hay que preguntarse qué competencias y habilidades son esenciales para el trabajo, cuáles se pueden aprender, evaluar si se tienen los recursos, el tiempo y la motivación para desarrollarlas. Así se podrá crear un círculo virtuoso en el que crear empleo para los jóvenes es Humanamente Posible.

 

Algunas recomendaciones

  1. Incrementar la participación en programas de orientación sobre carreras para jóvenes que todavía están en la escuela.
  2. Promover una imagen más positiva para la educación vocacional.
  3. Las prácticas profesionales, trabajo por proyecto y trabajo temporal a corto plazo son alternativas para adquirir experiencia y son mejores a un periodo largo de desempleo.
  4. Promover el espíritu empresarial de los jóvenes para estimular mayor creación de empleos y puestos de trabajo.
  5. Fortalecer las competencias y habilidades que exige el mercado actualmente para ser candidatos más competitivos.

 

Mónica Flores es directora general de ManpowerGroup Latam y miembro del Consejo Directivo de la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH).

 

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @AMECH_

Facebook: AMECH

YouTube: amechasociacion

Página web: AMECH

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Inflación se acelera a 4.15% en agosto
Por

Analistas esperaban una inflación anual del 4.10% al cierre del mes pasado, por encima del 4.07% que alcanzó en julio....