La ignorancia es la gran amiga de la innovación y de la creatividad. Haz pensado ¿cuántos descubrimientos se han conseguido, intentando crear algo?

Es simple, a veces el no saber hacer algo, nos arroja al plano de la posibilidad y ese “arrojo” nos permite construir realidades insospechadas.

Aquí algunos ejemplos de cómo una búsqueda de algo se transformó en un increíble invento o un descubrimiento:

  1. Quizá el más famoso de todos es la “Coca Cola” la cual se creó buscando hacer un jarabe que aliviara la tos, y de ser un negocio de 5 centavos, hoy vale billones.
  2. La penicilina se descubrió por descuido y ha salvado la vida de millones, el gran Alexander Fleming, se olvidó guardar unas pruebas y las dejó al aire libre,  y a su regreso, pudo notar como el hongo de la penicilium había matado a las bacterias.
  3. El microondas, se reconoció por accidente, cuando Percy Spencer derritió un chocolate con un magnetrón. Y tiempo después se le ocurrió utilizarlo para la creación del microondas.
  4. El teflón, otro descubrimiento de la ciencia, sin querer queriendo, cuando Roy Plunkett estaba haciendo análisis con materiales, pudo observar un polvo que resultaba ser súper resistente.
  5. James Goodyear, tiró un poco de caucho natural sobre azufre descubriendo así el caucho vulcanizado, y todo sin querer, hoy las compañías llanteras ganan millones por ese pequeño descuido.
  6. Will Keith Kellog, olvidó guardar su preparación a base de maíz por todo un día y cuando llegó, decidió hornearla de todas maneras consiguiendo así la primera hojuela de maíz. Vez, no importa, hay veces que lo que tienes que hacer ¡es continuar!
  7. La sacarina y el aspartame,  sucedieron cuando investigadores sin lavarse las manos, se llevaron algo de polvo a la boca descubriendo así el dulzor del mismo.
  8. Los rayos X, un descubrimiento por casualidad de Wilhem Rötgen quien investigaba sobre los rayos catódicos, y quien proyectando objetos contra la pared pudo ver sus huesos sorprendido.

En fin existen una cantidad impresionante de descubrimientos –sin querer- cuando las personas están haciendo algo con la intención de lograr otra cosa.

PUBLICIDAD

Reflexión del Coach

¿Cuántas veces has logrado algo, que cuando te diste cuenta ya estaba hecho, o que sencillamente sucedió por aparente azar?

¿Cómo podría suceder para ti el encontrar algo aparentemente simple pero increíblemente comercial?

Tomar riesgos es el primer consejo, si lo que quieres es sorprendente en las posibilidades de lograr algo.

Quizá uno de los filtros sea el preguntarte si eso que descubriste tiene una posibilidad de ser intercambiable o comercial en fondo y forma.

Así que ojos abiertos y con las manos haciendo porque uno nunca sabe, quizá te encuentres con una idea, forma, invento o descubrimiento millonario. Importante será pues seguir intentando y abrir los ojos a la oportunidad.

 

Contacto:

Correo: [email protected] / [email protected]

Twitter: @coachalexmeza

Facebook: ImpulsoHumanoMexico

Página web: Impulso Coaching

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Ciudad del Cabo y los riesgos interconectados
Por

El Día Cero en Ciudad del Cabo muestra la conexión entre riesgos ambientales, políticos y sociales; caso que marca la pa...