Por Zulfikar Abbany

DW.- “Dejar escombros en un lugar más alto que la Estación Espacial Internacional (ISS) es algo terrible, terrible”. Así habla el administrador de la NASA, Jim Bridenstine, al enterarse de que la India había lanzado un misil para destruir uno de sus satélites con fines experimentales y dejado unos 400 fragmentos flotando en la órbita terrestre. “Eso es incompatible con el futuro de los vuelos tripulados. Es inaceptable”, agregó Bridenstine indignado.

El satélite indio fue destruido a una altitud relativamente baja de 300 kilómetros –por debajo de los 410 kilómetros donde se encuentra la ISS y la mayoría de los satélites–. Del artefacto quedaron 60 pedazos que miden 10 centímetros o más, 24 de los cuales han alcanzado una altitud mayor que la de la ISS y podrían entrar en curso de colisión con ella. El riesgo de impacto puede reducirse con el paso de los días si los desechos entran a la atmósfera de la Tierra y se desintegran.

Un objeto metálico hallado en una granja australiana en noviembre de 2007.

¿Cuánta basura espacial hay alrededor de la Tierra?

Las Fuerzas Armadas de EU han contabilizado 23,000 objetos con un tamaño mínimo de 10 centímetros flotando a entre 800 y 1,000 kilómetros de altura. Son restos de satélites que chocan los unos con los otros –un peligro que aumenta mientras más satélites sean lanzados–, pedazos de cohetes y hasta herramientas que se les escaparon de las manos a los astronautas. Esos desechos son una amenaza para los 1,600 satélites que, según la Agencia Espacial Europea (ESA), están en órbita.

¿Qué riesgos trae consigo esa basura espacial?

Expertos calculan que hay más de 750,000 objetos con un tamaño mínimo de un centímetro flotando en torno a la Tierra a una velocidad que los convierte en verdaderas balas. Esos escombros son el producto del llamado síndrome de Kessler o cascada de ablación: las colisiones de artefactos grandes producen desechos más pequeños que siguen chocando entre sí. Se teme que llegará un momento en el que no se podrá lanzar un satélite o un cohete más a espacio debido a las nubes de basura que rodean al planeta.

La NASA ofrece 19,000 dólares por estar en cama 2 meses seguidos

¿Puede la basura espacial caer a la Tierra?

Eso pasa constantemente. Cuando los objetos chocan los unos con los otros, éstos pierden velocidad, pierden la capacidad de conservar su órbita, pierden altura, caen por efecto de la gravedad terrestre y se desintegran en la atmósfera. Los desechos deben ser bastante grandes para caer a la superficie terrestre sin desintegrarse; expertos de la ESA sostienen que cada año caen unos cuarenta objetos. Por fortuna, hasta ahora nadie ha resultado herido por alguna de esas “estrellas fugaces” que caen del cielo.

¿Puede el desecho espacial ser recogido?

Existen planes para concebir robots, redes, cuerdas electromagnéticas o sistemas de rayos láser para recoger la basura espacial y acercarla a la atmósfera de la Tierra con miras a que se desintegre al caer hacia su superficie. Un satélite creado por la ESA con fines similares entrará en acción en 2023.

Manos mayas confeccionan uniformes de la NASA bajo altos estándares

 

Este contenido se publicó originalmente en DW.COM y puedes ver esa nota haciendo click en el logo:

 

Siguientes artículos

WhatsApp
WhatsApp Business llega a iPhone
Por

En su blog oficial, la plataforma añadió que las descargas ya están disponibles desde este jueves en México, Estados Uni...