La tasa de desocupación en julio fue de 5.12%, cuando en el mismo mes del año pasado fue de 5.02%.

 

La tasa de desempleo de México tocó en julio su mayor nivel en seis meses, en tanto que el déficit en la cuenta corriente se amplió en el segundo trimestre, las señales más recientes de la desaceleración que está observando la segunda mayor economía latinoamericana.

La tasa de desempleo subió a un 5.12% en julio, desde el 4.99% del mes previo, dijo el viernes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

PUBLICIDAD

La lectura mensual representa su mayor nivel desde el 5.42% de enero. La tasa ajustada por estacionalidad fue de un 4.93% en julio desde el 5.04% del mes previo.

Esta semana el INEGI informó que la actividad económica de México cayó en el segundo trimestre, por primera vez desde que salió de una profunda recesión hace cuatro años, lo que llevó al Gobierno a recortar sus pronósticos para todo 2013.

Después de proyectar hasta una expansión del 3.5%, la Secretaría de Hacienda indicó que el Producto Interno Bruto (PIB) de México podría crecer este año un modesto 1.8%, debido sobre todo al débil desempeño de la economía mundial.

En 2012, la economía se expandió un 3.8%, según cifras revisadas del INEGI.

 

No hay peligro por déficit

Las cuentas externas del país están resintiendo los efectos de la menor expansión global, sobre todo las vinculadas con Estados Unidos, el principal socio mexicano de negocios.

El déficit en la cuenta corriente de México se abultó a 6,008 millones de dólares (mdd), contra el saldo negativo de 1,303 mdd de igual periodo del año anterior, de acuerdo con datos difundidos por separado por el banco central.

“Un entorno de relativamente bajo crecimiento de la actividad y comercio mundial observado en el segundo trimestre de 2013 condujo a una disminución en el ritmo de expansión de las exportaciones de México”, dijo la entidad en su reporte trimestral de balanza de pagos.

“Esto, en un contexto de una desaceleración relativamente más moderada de las importaciones, se tradujo en una ampliación del déficit de la cuenta corriente en comparación con el mismo periodo del año previo”, agregó.

El déficit de cuenta corriente del primer semestre equivale a un 1.8% del PIB, lo que está sobre las expectativas del banco central de un saldo negativo para todo el año equivalente a un 1.2% del PIB, el mismo de 2012.

“El déficit en la cuenta corriente del 1.8% del PIB sigue relativamente bajo y fácilmente financiable”, dijo el economista Jonathan Heath en su cuenta de twitter. “No representa peligro alguno”, agregó.

La última vez que México registró un déficit en su cuenta corriente del 1.8% del PIB fue en 2008, cuando el país y la economía global cayeron en recesión.

 

Siguientes artículos

Google compra patentes tecnológicos a Hon Hai
Por

Los patentes de imagen virtual son utilizados en simulación de diseño científico, ingeniería, videojuegos y entrenamient...