Por Daniel Laniado*

La industria bancaria se enfrenta a un mercado siempre cambiante, en el que los fraudes, el manejo de riesgos y los sistemas legados son amenazas cada vez más relevantes para los Directores de Operaciones (COO´s).   El estudio “Desenreda las operaciones bancarias: Simplifica la experiencia, simplifica el trabajo”, publicado por Accenture revela que para el año 2020, hasta el 40% de la inversión que los bancos realizarán en transformación digital tendrán que ver con temas operativos; 8 de cada 10 de los líderes de servicios operativos de la industria coinciden en que la existencia de su organización se puede ver amenazada si no se actualiza la tecnología que emplean, sin embargo, muchos aún se resisten al cambio.

La idea de quitar y reemplazar los sistemas de TI parece impráctica, costosa y no sustentable, debido a esto muchos bancos deciden depender de soluciones familiares, como el incremento en sus capacidades manuales o en sus procesos para atender y resolver problemas, sin embargo, estas concepciones son mitos que bloquean la acción y que, en tiempo, entorpecen y encarecen su capacidad de escalar y de transformar.

Desarrollar nuevas capas digitales sobre los sistemas legados de TI ayuda a los bancos a mejorar la experiencia del cliente pues generan mayor flexibilidad en la interfaz, ayudan a reducir tiempos de comercialización para nuevos servicios y productos, producen mayor agilidad y escalabilidad a través de sistemas de registro habilitados por Cloud y habilitan APIs y capacidades de Banca Abierta que permiten capitalizar los sistemas Fintech al mismo tiempo que se activa el procesamiento directo end-to-end.

Los APIs abiertos sirven como puente entre los componentes del software -y con su uso- los bancos pueden disminuir la huella que sus sistemas legados dejan para enfocarse en el desarrollo de arquitecturas más ligeras, construidas en microservicios y en la nube.

El cambio de transacciones y datos tradicionales a un ecosistema moderno, como los data lakes, acelera la adopción digital en la industria. Los bancos al integrar nuevos componentes tecnológicos conectados al ecosistema pueden ofrecer experiencias distinguidas a sus clientes, por ejemplo, se les puede ofrecer procesamiento de tarjetas de créditos, ahorros y hasta préstamos en línea con inversiones sensiblemente menores a las que se acostumbraban y con tiempos a mercado (time to market) que pueden reducirse en algunos casos a semanas vs. meses o años que se han observado para retos similares.

La inteligencia artificial es una inversión por la que apuestan los bancos líderes en el mercado. En la actualidad, la utilizan para automatizar y potencializar las actividades humanas. Con algoritmos de machine learning se pueden ahorrar recursos en la ejecución de tareas como conciliaciones complejas, ofrecimiento de asientos a las cuentas adecuadas y clasificar elementos no conciliados; la inteligencia artificial mejora la precisión y el control de las actividades y libera entre el 25% y 30% de la capacidad de las personas de enfocarse en acciones que agreguen más valor al negocio.

Las tecnologías modernas son un facilitador, no un reemplazo. Con inversiones, con automatización inteligente y con inteligencia artificial se puede preparar a los trabajadores para que ellos mismos impulsen el camino hacia un futuro digital. En la actualidad, la fuerza laboral bancaria aún tiene reservas ante la transformación digital que se acerca, sin embargo, su apoyo es indispensable para una transformación eficiente y exitosa. Es cierto que la automatización inteligente podrá reclamar plazas de trabajo existentes, pero al mismo tiempo creará demanda de plazas nuevas, mejor remuneradas y con mayor valor cognitivo para un nuevo grupo de trabajadores que han sido preparados para ello.

 

Contacto:

Daniel Laniado  es director General en Accenture para la Industria de Servicios Financieros en América Latina.

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

El espejismo de la socialdemocracia
Por

El problema en su concepción es que cae en la trampa de la amplia mayoría de democracias socialdemócratas, centrándose e...